Fallece víctima de un alud

Siempre hablamos de la importancia de respetar las normas, de no ir más allá de lo permitido y de respetar las señales que nos encontramos en el dominio esquiable de una estación de esquí, ya que por desgracia después pueden venir las desgracias, como así ha sido. Una esquiadora española de 27 años ha perdido la vida después de ser víctima de un alud en la pista negra Falcó/Cabirol de Grandvalira, en el sector Soldeu, la cual hacía días que ya se encontraba cerrada por viento. Esta chica estaba en compañía de más personas, pero éstas tardadon más de dos hora en dar el aviso a los servivios de rescate de la estación. Primero la buscaron por sus propios medios y al no encontrarla decidieron pedir ayuda.

Cuando llegaron los bomberos, el cuerpo de la chica ya estaba desenterrado por los servicios de rescate de la estación. La chica sufría una parada cardiorespiratoria e hipotermia. Fue trasladada al hospital, pero ya no se puedo hacer nada por ella. Descanse se en paz.

Esta desgracia no hace sino una vez más alertarnos del peligro que conlleva el esquí y de la obligación de respetar las normas de seguridad y de no saltarse las que establece una estación. Cuando se cierra una pista es por algo. De hecho, la zona en la que ocurrió el incidente es conodida por el peligro de avalanchas que en ella se pueden producir y ya en 1972 hubo un alud que casuó tres muertos.

Grandvalira señala en un comunicado de prensa que “lamenta profundamente esta pérdida y expresa a la familia su más sentido pésame”.

Pin It on Pinterest

¿Te apuntas al Newsletter?

¿Te apuntas al Newsletter?

 

¡Gracias por suscribirte!