Grandvalira cierra la temporada 2015-16 con un 4% más de forfaits vendidos

Un total de 135 de 135 días de apertura. Grandvalira ha mantenido abierto el dominio esquiable todos los días previstos del calendario de la temporada 2015-16. A pesar de las condiciones meteorológicas adversas en el primer tramo de la temporada, el dominio esquiable situado en el corazón de los Pirineos cierra con un 4% más de forfaits vendidos respecto a la campaña de nieve anterior. Así pues, la estación andorrana encadena cuatro temporadas seguidas de crecimiento en número de visitantes con una dinámica moderadamente al alza de los mercados español, francés, británico y del norte de Europa, principalmente. Los mercados de proximidad como el español y el francés han presentado una evolución positiva en cuanto a la afluencia esta temporada. Por su parte, el cómputo global que se desprende del volumen de afluencia de los mercados internacionales también ha sido ascendente esta campaña de nieve con especial énfasis en los esquiadores provenientes del Reino Unido y de los países del norte de Europa.

En una campaña de invierno marcada por la irregularidad de las precipitaciones, los equipos de terreno han acumualdo más de 1.000 horas de producción de nieve de cañón y hasta 25.700 horas de máquinas pisanieve, dos indicadores tangibles que realzan el ritmo de trabajo intenso y continuo por parte del personal técnico con el objetivo de garantizar las mejores condiciones en las pistas. No obstante, la distribución de los visitantes a lo largo de la temporada ha sido muy regular, con una media alta de esquiadores durante toda la campaña de nieve con picos especiales en los periodos vacacionales de la Purísima, Navidad y Semana Santa, y con unos meses de febrero y marzo con cifras superiores a los años precedentes.

 

Grandvalira ha invertido un total de 16 millones de euros destinados principalmente a optimizar y mejorar las experiencias de sus clientes y con el objetivo de seguir posicionándose como la estación de referencia del sur de Europa. Las inversiones que han recibido un retorno más destacable son las realizadas y orientadas al público familiar que han supuesto que este segmento de cliente aumente en 5 puntos porcentuales respecto al 2014-15.

El director comercial y de márketing de Grandvalira, Alfonso Torreño, ha valorado con satisfacción los resultados: “la estrategia y posicionamiento marcados son solo una parte de los buenos resultados. Quiero hacer especial énfasis en todo el esfuerzo de los equipos de terreno y de comercial en una temporada de nieve menos abundante. Las inversiones han sido muy bien acogidas por los esquiadores. Damos mucha importancia a las 14.000 encuestas de satisfacción que hemos recogido a lo largo de la temporada. Son nuestro indicador más fiable de que la percepción de la experiencia en Grandvalira está muy cerca del excelente (nota de 8,3 de satisfacción global). Ya hemos empezado a trabajar para la temporada siguiente con el objetivo de pulir cualquier detalle que nos ayude a mejorar la atención al cliente, el punto más importante de nuestra filosofía de trabajo”.

Otros datos que completan el balance respecto a la notoriedad de la marca Grandvalira son los más de 2,5 millones de visitas en la web  (+23%) y el volumen de descargas de la app de El Dominio de la Nieve con un 145% más por encima del año pasado.

Éxito de los grandes eventos

Grandvalira cierra una temporada histórica por lo que respecta a la organización de grandes eventos deportivos, demostrando un año más la capacidad de acoger citas internacionales de primer órden que proyectan la imagen de la estación y aumentan su reconocimiento en los mercados internacionales. Entre los meses de enero y abril, El Dominio de la Nieve ha concentrado a los mejores deportistas del mundo en distintas disciplinas blancas. El calendario excepcional de citas deportivas de este año empezaba dedicado al mundo del freeride con la celebración del Freeride Junior World Championships y la primera edición de la célebre Skiers Cup, que por primera vez se ha organizado en una estación del sur de Europa. En el mes de febrero, Grandvalira vivió el momento álgido de esta temporada con la celebración por segunda vez de las pruebas de la Copa del Mundo de esquí Alpino Femenino, que llenó la pista Àliga de El Tarter con las mejores esquiadoras del mundo como Lindsay Vonn y Lara Gut. 10.000 personas vivieron la trepidante competición en directo y cerca de 300 voluntarios andorranos velaron por la buena organización de este evento que involucró a todo un país y ha servido para reforzar el posicionamiento de Grandvalira como referente mundial del esquí alpino. La recta final de la temporada deportiva de la estación más grande del sur de Europa ha sido dedicada a dos de las disciplinas más espectaculares del esquí y el snowboard; el esquí de velocidad con la celebración de la Copa del Mundo de Kilómetro Lanzado y el freestyle con la 12º edición del Total Fight Masters of freestyle en la modalidad de snowboard y freeski.

Un año de reconocimientos

La temporada 2015-2016 también ha estado repleta de reconocimientos. Grandvalira se ha posicionado como la décimosexta estación de esquí del mundo en el ranking mundial respecto al volumen de días de esquí, elaborado por el consultor suizo Laurent Vanat. El dominio andorrano escala 3 posiciones en la clasificación de este reconocido estudio y se sitúa por delante de reconocidos resorts como Soelden, Tignes o Zermatt.

Pin It on Pinterest

¿Te apuntas al Newsletter?

¿Te apuntas al Newsletter?

 

¡Gracias por suscribirte!