Hoodie Buff: funcional, cómodo y con estilo.

¿Qué es?

Un tubular de Buff al que han incorporado ingeniosamente una capucha de forro polar. Está formado por tres piezas unidas. La primera, una doble capa de microfibra que protege el cuello. La segunda, una capa simple de microfibra diseñada para cubrir la nariz y la boca, y finalmente una capucha de Polartec, ajustable a la cabeza mediante un cordón.

A la multifuncionalidad consabida del tubular de Buff se suma ahora la capucha, que aporta estilo y protección contra el frío y el viento.

Pensado para ir a esquiar, practicar cualquier deporte al aire libre o simplemente para vestirlo por la calle, está compuesto por fibras técnicas en un 99 %, con un 1 % de poliéster.

El tejido de microfibra de Buff cuenta con tecnología Polygiene que lo mantiene limpio más tiempo sin desprender malos olores. Por otro lado, el material Polartec de la capucha transpira además de retener el calor corporal.

Es unisex, talla única para adultos y está disponible en nueve diseños distintos.

¿Cómo va y para qué sirve?

El Hoodie Buff tiene tres modos o posiciones fundamentales de uso. Como tubular con la capucha bajada, como tubular con la capucha puesta y como tubular con la capucha y la boca y la nariz cubiertas.

Su principal función es proteger contra el frío, resguardando el cuello, la cabeza y el rostro. Es especialmente útil los días de viento y frío, cuando se petrifican las orejas, se congela el moquillo y las mejillas se agrietan como si fueran escarcha.

Es fácil de usar y cómodo de llevar, ya que se acopla bien a la vestimenta habitual del esquiador, permite cerrar bien la cremallera del anorak hasta arriba del cuello y también colocar la capucha por fuera, ya que si la dejamos por dentro, pareceremos el jorobado de Notre Dame. Además se manipula fácilmente para cambiar de posición, incluso con los guantes puestos.

Por el contrario, así como el tubular tradicional es fácil de guardar en un bolsillo cuando nos lo quitamos, el Hoddie tiene un volumen considerable aun bien plegado, una cuestión a tener en cuenta cuando prescindimos de él a media esquiada.

La doble capa de microfibra que cubre el cuello crea una cortina de aire caliente que evita que se escape el calor corporal, mejorando así la sensación térmica. A ello contribuye el tacto agradable y suave de la capucha de Polartec, que aporta un plus de calidez. Ésta puede llegar a cubrir el casco de esquí, aunque no es lo suyo porque queda demasiado ajustado y no es cómodo. Por el contrario, a aquellos riders acostumbrados a colocarse el casco sobre el gorro les irá perfecto.

Pero el gran éxito de Buff va más allá de las propiedades técnicas de la prenda, está en cómo han sido capaces de generar una necesidad allí donde antes no existía. Han convertido esta prenda en imprescindible para riders de referencia como Pako Benguerel, Noah Alvadalejo y Javi Vega, que forman su Team Freestyle y logran crear tendencia entre los jóvenes freestylers.

Su otro gran acierto está en su diseño moderno y actual, que amplía su uso a cualquier público, más allá de las pistas, vestido de calle, ya sea en la montaña o la ciudad.

[box type=”shadow” align=”aligncenter” ]Ficha técnica

Tecnología: Polartec, Microfibra, Polygiene

Colores: 9 diseños

Tallas: Unisex y talla única

Distribuye: Original Buff, S.A.

Contacto: 93 805 48 61/ buff@buff.eu

Más info: www.buff.eu

PVP recomendado: 24,95 euros[/box]

[tabs type=”horizontal”][tabs_head][tab_title]A favor[/tab_title][tab_title]En contra[/tab_title][/tabs_head][tab]- Multifuncional.
– Para nieve y para la calle.
– Caliente, cómodo, técnico y con estilo.
– Nueve diseños distintos.[/tab][tab]- Talla única para adultos.[/tab][/tabs]

Pin It on Pinterest

¿Te apuntas al Newsletter?

¿Te apuntas al Newsletter?

 

¡Gracias por suscribirte!