La estación de Rasos de Peguera podría volver a abrir

Rasos de Peguera era la estación de esquí más próxima a la ciudad de Barcelona y una de las más indicadas para iniciarse en el aprendizaje del esquí y de los deportes de invierno en general hasta el año 2004, cuando fruto de unas temporadas en las que la nieve no fuera generosa con ello y de las dificultades económicas que arrastraba decidió cerrar. Atrás quedaban 30 años de historia viva del esquí, aunque la presencia del esquí en Rasos se remonta a más trás, concretamente al 1908, cuando un grupo de socios de la Sección de Montaña del Centre Excursionista de Catalunya probaron la suerte del esquí en sus bellas laderas, a tan solo 114 kilómetros de Barcelona.

Tras el cierre, la estación dejó atrás su relación con el esquí y se convirtió en un centro de montaña, manteniendo los servicios de bar y restaurante y siendo un lugar escogido por muchos aficionados a la naturaleza para disfrutar de la nieve y de la naturaleza, por ejemplo calzando raquetas. Pero, parece ser que en un futuro no muy lejano, las raquetas podrían volver a ser cambiadas por esquís.

El portal ‘NacioBerguedà.cat’ informa que, debido a la fuerte inversión que necesitaría la estación para volver a funcionar, la solucón pasaría por una gestión publicoprivada del servicio, a raíz de las conversaciones que habrían mantendio ya la família Pujols, propietarios de la estación, la Generalitat, el ayuntamiento de Castellar del Riu, de Montmajor, el Consell Comarcal del Berguedà, la Diputació de Barcelona y empresaris del Berguedà. En este sentido, el alcalde de Castellar del Riu, Adrià Solé señala que, como mínimo, “queremos ofrecer una estación para debutantes, un circuito de esquí de fondo o de raquetas”, abogando por encontrar una solución a una carpeta que de momento duerme en un cajón, descartando eso sí “que venga una empresa de fuera a especular con una posible urbanización, lo que no será nunca posible”.
Para que os hagáis una idea, en el año 2003 Rasos de Peguera, cuyas cotas iban de los 1.850 a los 2.050 metros, y que carecía de una red de cañones de nieve, tenía un total de diez pistas, repartidas en ocho kilómetros, siendo seis de ellas verdes, dos azules y dos más verdes.

Foto apertura: albertsolerd.blogspot.com

 

11262999_1572849469655077_1164898112920828032_n
images

Pin It on Pinterest

¿Te apuntas al Newsletter?

¿Te apuntas al Newsletter?

 

¡Gracias por suscribirte!