Las ventas de forfaits en Lleida suponen unos 29 millones de euros

Mujeres y hombres de 30 a 65 años procedentes de Catalunya, que hacen escapadas de fin de semana para ir a esquiar durante la temporada de invierno, que se alojan en segundas residencias y hoteles, y que valoran positivamente su estancia y las estaciones de esquí leridanas. Este es el perfil mayoritario de los esquiadores que visitan los 11 complejos invernales del Pirineo leridano, según el resultado del nuevo estudio que la Diputació de Lleida, mediante el Patronat de Turisme, ha encargado a la Càtedra de Turisme d’Interior y de Muntanya de la Universitat de Lleida para disponer de nuevos datos actualizados sobre el sector.

Este estudio, que lleva por título “Encuesta cualitativa sobre el turismo de esquí en el Pirineo de Lleida. Temporada de invierno 2014-2015″, pretende obtener un conocimiento más cualitativo del turismo de esquí leridano, que vaya más allá de la relación de forfaits vendidos y permita conocer las motivaciones y las características de los esquiadores. El trabajo se ha basado en una encuesta a 1.200 turistas y visitantes durante la temporada de invierno 2014 a 2015 en el Pirineo leridano y la Val d’Aran.

Uno de los resultados más destacados de la encuesta indica que el 92% de los esquiadores valoran muy bien (56%) o bien (36%) su estancia y las estaciones de esquí leridanas.

El impacto directo e indirecto del esquí supera los 203 M € en el Pirineo de Lleida y el Valle de Arán
El resultado de la encuesta indica que los ingresos directos por la venta de forfaits durante la temporada 2014-2015 (en el que se vendieron 1.163.000) supusieron unos 29 M €. Asimismo, el gasto directamente relacionada y que repercute en el territorio alcanzó los 203 M €. Este hecho supone que cada esquiador destinó una media de 174 euros en la práctica de este deporte de invierno. Estos recursos tienen, por tanto, un impacto importante en las economías y en las estructuras laborales de numerosas localidades del Pirineo leridano y de la Val d’Aran.

De este impacto económico directo e indirecto del turismo de esquí hay que valorar los efectos inducidos en el resto de sectores económicos. El estudio estima que este impacto alcanza los 373 M €, si bien hay que aclarar que una parte repercute en Lleida y otra, en los lugares de origen de los esquiadores y también en las rutas que utilizan los esquiadores por llegar.

El 42% esquían durante los fines de semana de la temporada de invierno
En cuanto a la práctica de este deporte, el 42% de los esquiadores lo hacen durante los fines de semana de la temporada de invierno, mientras que un 32% lo hacen durante el período de Navidad y un 26%, coincidiendo con las vacaciones de Semana Santa.

El mismo estudio determina que un 17% esquían más de 10 veces o cada fin de semana de la temporada, frente al 33% de los esquiadores que manifestaron que era la primera vez que practicaban este deporte o que sólo irían una única vez a esquiar. Un 25% indicaron que esquiaban entre 2 y 3 veces durante toda la temporada.

El 92,4% son turistas que pernoctan una media de 3 noches
La temporada de invierno 2014-2015, el 92,4% de los esquiadores eran turistas que pernoctaron una media de 2,9 noches por esquiador, frente al 7,6% que eran excursionistas. Los esquiadores que esquiar en las estaciones leridanas y hicieron, como mínimo, una pernoctación, lo hicieron en un 39% de los casos en segundas residencias; en un 36%, en hoteles, hostales y pensiones; en un 14%, en viviendas de familiares y amigos, y en un 7%, en apartamentos de alquiler.

Mayoría de esquiadores catalanes, pero aumentan los del resto del Estado y extranjeros
El 51% de los esquiadores que visitan las estaciones leridanas son catalanes, con un 24% de Barcelona y un 20% del resto de comarcas leridanas. Cabe destacar que el 33% provienen del resto de España y un 16% son extranjeros, lo que demuestra la notable capacidad de atracción sobre turistas de fuera del país que tienen las estaciones de esquí leridanas.

En cuanto a las edades, el 51% de los que participaron en la encuesta tenían entre 30 y 65 años; un 30% lo conformaban los menores de 18 años y un 18% se situaban entre los 18 y los 30 años.

La principal actividad complementaria, visitar los pueblos cercanos
Un 39% de los esquiadores visitan los pueblos más cercanos a las estaciones de esquí como actividad turística complementaria a la del esquí; un 17% visitan diferentes poblaciones para realizar compras y un 27% practican como actividad turística complementaria el senderismo, el turismo activo y otros deportes.

Según los promotores de la encuesta, este estudio ratifica la importancia del turismo de esquí para la economía de buena parte de las poblaciones del Pirineo y Valle de Arán, así como la notable capacidad de captación de esquiadores de otros territorios que tienen las estaciones de esquí leridanas.

Más información: www.diputaciolleida.cat

Pin It on Pinterest

¿Te apuntas al Newsletter?

¿Te apuntas al Newsletter?

 

¡Gracias por suscribirte!