img-2016-10-05

Los forfaits de San Isidro y Leitariegos subirán un 11% esta temporada

Después de cuatro temporadas consecutivas con la tasa que fija los precios de los forfaits congelada en las dos estaciones de esquí de la provincia, la Diputación de León ha decidido revisar al alza la ordenanza fiscal con un aumento medio del 11% en los principales pases en la nueva campaña. La subida alcanzará los tres euros en la mayoría de los forfaits y no afectará a los abonos anuales en San Isidro, ni en Valle de Laciana-Leitariegos, tal como informa la web de San Isidro.

Tal como se informa, a pesar de este aumento de precios, el déficit previsto para la temporada 2016/2017 rondará la misma cifra que en la pasada, con más de tres millones de euros sumados entre los dos enclaves invernales. En esta cantidad se incluyen la diferencia entre ingresos y gastos y conceptos como inversiones y amortizaciones.

A la hora de argumentar la subida de la tasa, el diputado de Desarrollo Económico, Miguel Ángel del Egido, explica que en la nueva campaña la mayor parte de los forfaits incluirán el seguro de primera asistencia y responsabilidad civil, que anteriormente no estaba englobado y debía ser pagado a parte, siempre y cuando el usuario lo solicitara. Esta tramitación provocaba largas e interminables colas, sobre todo, los fines de semana en las taquillas por la tramitación de los seguros de cada tipo de forfait, ya que requerían una serie de datos personales que «entorpecían enormemente la agilidad de los puntos de venta».

Otro de los argumentos, esgrimidos por el diputado, se centra en los gastos derivados del coste de las tarjetas desechables de los forfaits, con un coste elevado para la Diputación al precisar miles de ellos durante la campaña. “Incluir el seguro evita grandes colas, ahorra tiempo de gestión y supone más prestaciones de seguridad para los usuarios”, asegura Del Egido.

El estudio económico que acompaña la nueva ordenanza refleja que San Isidro presenta un balance con un déficit previsto de 1,7 millones de euros para la temporada nueva, un desajuste derivado por los costes indirectos de la estación: amortización del inmovilizado (712.000 euros) y la repercusión de los gastos indirectos de personal de los servicios de la Diputación que debe asumir la estación (242.000 euros). Los ingresos estimados para la campaña 2016/2017 en el enclave invernal del Alto Porma y el Alto Curueño se han fijado en algo más de 2,5 millones de euros, mientras que los gastos se elevarán a cerca de 4,3 millones.

En el caso de Valle Laciana-Leitariegos, el informe apunta un déficit de casi 650.000 euros por los costes indirectos del propio espacio blanco: amortización del inmovilizado (algo más de 600.000 euros) y gastos de personal (rozará los 86.000). Los gastos estimados estarán cerca del millón de euros y los ingresos sobrepasarán los 1,3.

A estos 2,3 millones de pérdidas entre las dos estaciones, debe sumarse al menos otro millón derivado de gastos de amortizaciones e inversiones, así como el presupuesto destinado a cada enclave durante la campaña.

Todas las cantidades arrojan un déficit para la campaña que llega a alrededor de 3,3 millones de euros.

El diputado de la UPL Matías Llorente, quien reclamó en Pleno las estimaciones de pérdidas de la pasada campaña y de la que arrancará en noviembre, comenta que en las cifras aportadas por el área de Desarrollo Económico no aparecen los gastos de amortización e inversiones. “Dicen que cerraron con dos millones de euros de déficit entre San Isidro y Leitariegos, pero no suman todo, así que llegan a los tres millones, una cifra similar a los últimos diez años, sumando unos con otros”.

La pasada temporada la estación de San Isidro ingresó 1,2 millones y tuvo unos gastos que superaron los 2,8 millones, mientras que en la estación del Valle Laciana los ingresos alcanzaron los 620.000 euros y los gastos el millón.

Las pistas abrirán a finales de noviembre

Como ya es tradicional en las estaciones de esquí de la provincia, la temporada arrancará el último fin de semana de noviembre con la vista puesta en que las pistas estén plenamente operativas en el largo puente de la Constitución, siempre que la nieve llegue a tiempo. El cierre de la campaña en San Isidro y Leitariegos está previsto con el fin de la Semana Santa, el domingo 16 de abril, aunque si existe para entonces una capa blanca suficiente la Diputación se planteará prorrogar la apertura de las pistas un par de semanas más.

La mala campaña pasada, por el déficit de nieve durante gran parte de ella, hizo perder a las estaciones puentes vitales para sus ingresos como la Constitución, las vacaciones de Navidad y las de Carnaval. Los temporales posteriores obligaron también a muchos días de cierre.

La gestión privada sigue en el debate del esquí en León

Con el horizonte puesto en el 2018, la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local marca como obligación que las instituciones de este nivel no pueden prestar servicios que no sean capaces de autofinanciarse. En el caso de las estaciones de esquí de León, claramente deficitarias, el debate ya está abierto desde el comienzo de este mandato en la Diputación, con la posibilidad de estudiar fórmulas de gestión privadas que eviten la sangría de pérdidas.

Llorente indica que es “difícil de justificar para la Diputación un déficit de tres millones por temporada en las estaciones cuanto el resto de la provincia está como está, debemos encontrar otro modelo de explotación para que se puedan rentabilizar todo el año, no sólo en la temporada de esquí sólo y exclusivamente”.

Pin It on Pinterest

¿Te apuntas al Newsletter?

¿Te apuntas al Newsletter?

 

¡Gracias por suscribirte!