Maria Hoefl-Riesch cuelga los esquís

Hace una semana que Maria Hoefl-Riesch (24/11/1984) tendría que haber recogido el Globo de Cristal del descenso en la prueba de Lenzerheide, pero la esquiadora norteamericana sufría una caída y acababa enganchada en las redes de protección. La situación puso la piel de gallina y recordó muy mucho a la sufrida por Lindsey Vonn en el Mundial de Schladming, cuando la norteamericana sufría una seria lesión, ya que los gritos de dolor de la alemana se oían por todo el dominio esquiable de Lenzerheide. Tuvo que ser evacuada en helicóptero, pero este infortunio no le impidó proclamarse campeona del descenso de la Copa del Mundo, pero sí que le impedía conseguir el Globo de Cristal de la general de la Copa del Mundo.

Quizá por esta caída, o quizá porque ella misma pensaba que ya había llegado el momento, Maria decide a sus 30 años dejar el esquí de competición. “La decisión está tomada. He terminado mi carrera deportiva”, dijo la gran esquiadora alemana. “Di todo lo que tenía para conseguir una medalla olímpica en Sochi, y trabajé duro para conseguir este sueño de nuevo. Me fue bien en la Super Combinada y eso fue un alivio para mí. La decisión no ha sido fácil, pero soy de la opinión que hay que dejarlo cuando una deportista está en su mejor momento”. Una decisión que si no quedaba clara aún lo estaba más con estas palabras: “Tomé mi decisión. Es un buen momento para dar por acabada mi carrera deportiva y empezar una nueva vida. Gracias por vuestro apoyo”.

Una esquiadora muy completa

Se va una esquiadora muy completa, capaz de esquiar muy bien las pruebas técnicas y las pruebas de velocidad, tal como indican sus éxitos deportivos. Muchos son sus números, pero podríamos decir que ha ganado cinco de las 36 pruebas de la Copa de Europa que ha disputado, 27 de las 356 carreras de la Copa del Mundo en las que ha tomado parte. En los Campeonatos del Mundo tiene dos oros (el de la Súper Combinada de Schladming en 2013 y el del SL en Val d’Isere), y cuatro medallas en los Juegos Olímpicos, con tres oros (dos en Whistler, Súper Combinada y slálom, y el tercero en la SC de Sochi) y una plata en el SG de Sochi.

No obstante, el esquí ha sido un poco injusto con Maria Hoefl Riesch. Es verdad que ganó en 2008 dos Globos de Cristal (SG y SC), dos del SL (2009 y 2010), uno del Descenso (2014), pero sólo logró uno de la general de la Copa del Mundo, en 2011, siendo la segunda mejor esquiadora en cuatro ocasiones.

Sea como sea se va una de las mejores esquiadoras de todos los tiempos, a la que deseamos una nueva vida llena de éxitos y de felicidad.

Pin It on Pinterest

¿Te apuntas al Newsletter?

¿Te apuntas al Newsletter?

 

¡Gracias por suscribirte!