May Peus, presidente RFEDI: “Hemos trabajado duro, pero el primer año ha sido fantástico, genial”

El aranés May Peus cumple un año desde que fuera sorprendentemente elegido como presidente de la Real Federación Española Deportes de Invierno (RFEDI), en la que, en su primera temporada, festejó, entre otros, los éxitos en snowboard de Queralt Castellet (plata mundial en ‘halfpipe’) y Lucas Eguibar, ganador de la Copa del Mundo de ‘boardercross’.

En una entrevista con la Agencia EFE, el principal mandatario de los deportes de nieve en España comentó sus sensaciones, analizó diversos aspectos relacionados con su gestión e hizo un balance de su primer año al frente de la Federación Española.

Las elecciones de hace un año parecían una pugna clara entre Eduardo Roldán, que llevaba doce años de presidente, y Juan Ramón Blanco. Sin embargo, ganó usted. ¿Se lo esperaba, realmente?
La mentalidad de un deportista siempre es la de salir a ganar. Pero sí es verdad que, más que nada, por si no ganábamos, estábamos preparados para seguir trabajando a cuatro años vista.

Un año después, ¿se arrepiente de haberse presentado?
Al contrario. Es un orgullo estar al frente de la Federación Española. Hubo momentos duros, pero creo que me he rodeado de un equipo profesional muy bueno y esto motiva para seguir adelante.

¿Cuáles considera sus mayores logros en un año de presidencia?
Hombre, deportivamente, los que lograron Queralt Castellet y Lucas Eguibar. Sin olvidar a los ‘mushers’, como Itoitz Armendariz, Joserra Lebrón y Andoni Azpillaga, que compiten en un deporte no olímpico (trineos de perros), pero hay que acordarse de sus medallas en mundiales. En lo que a la gestión se refiere, diría que estoy contento con la reestructuración de los equipos y el trabajo intermedio con los centros de tecnificación especializados. También es muy importante la reorganización del aspecto económico. Y estoy muy orgulloso de la respuesta de los estamentos de la nieve, como son las estaciones, los clubes y demás. Nos han apoyado y animado como nunca.

¿Y qué le hubiese gustado haber hecho que no hizo?
Hay muchas cosas abiertas, pero con los recursos económicos que tenemos llegamos a donde llegamos. Como asignatura pendiente, aunque no urge, señalaría la coordinación con los centros de formación. Y darle fuerza a la Escuela Española de Esquí (EEE), para sacarla del sótano, porque es un vivero de oportunidades y es buena para la formación de profesores y entrenadores.

Ser presidente, ¿es como se lo esperaba? ¿Qué le sorprendió?
Realmente, defendiendo la figura del presidente profesional, me ha sorprendido el volumen de trabajo. Y el conocer las entrañas de la federación, con sus relaciones institucionales: con el Consejo (Superior de Deportes, CSD), el COE (Comité Olímpico Español) o la FIS (Federación Internacional de Esquí). Todo eso para mí fue nuevo y tuve que ir aprendiendo.

Pasa menos tiempo en el Valle de Arán, ¿no?
Sí. Septiembre, octubre y noviembre estaré mucho en Madrid.

¿Cuál es la situación económica de la RFEDI?
Cuando entramos, nos encontramos una situación de quiebra técnica. Tuvimos que hacer el plan de viabilidad económica con el Consejo y ceñirnos a las directrices que nos marcaron. En 2014 cumplimos con este plan. Y espero que en 2015 también sea así.

Tiene el patrocinio de una cadena hotelera y hablaba de cambiar la ubicación de la Federación, pero al final, sigue en la misma sede…
Sigo con la misma idea, pero no podemos salir de la sede en la que estamos, porque hay un contrato de alquiler blindado hasta el 2017, que esperemos se pueda resolver de forma amistosa para 2016.

¿Cómo definiría su primer año al frente de la nieve española?
Fantástico. La experiencia ha sido genial. Hemos tenido que trabajar duro, pero estoy muy contento, porque realmente, siendo coherente y sensato, las cosas pueden ir saliendo adelante. Sobre todo, estoy orgulloso del equipo profesional y humano del que me he rodeado. Tenemos una Junta directiva pequeña y compacta. Y la gente está muy implicada.

¿Y qué objetivos se marca para la siguiente temporada?
En cuanto a gestión, hay dos aspectos: el deportivo y el económico. En el aspecto deportivo, queremos consolidar las estructuras y aumentar el número de deportistas que nutren los equipos nacionales. Y en el económico, seguir trabajando como lo estamos haciendo para la captación de recursos propios. Esta temporada no hay grandes eventos, pero a la siguiente, España organiza, en Sierra Nevada (Granada), el Mundial de snowboard (tabla de nieve) y freestyle (esquí acrobático) en 2017. Un evento importantísimo en cuya organización todos nos debemos volcar.

Pin It on Pinterest

¿Te apuntas al Newsletter?

¿Te apuntas al Newsletter?

 

¡Gracias por suscribirte!