11118250783_ebfda321bc_b

Luz verde para la ampliación de pistas en Valgrande-Pajares

Luz verde para la ampliación de la estación de Valgrande-Pajares, tal como hemos podido leer en la propia web de la estación. La consejería de Fomento, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente ha concedido la licencia para que la dirección general de Deportes pueda acometer las labores de ensanche del complejo lenense, que incluye la instalación de nuevos remontes y 1,7 kilómetros más de dominio esquiable. Deportes emprenderá las obras que no requieren de financiación, la ampliación de pistas, durante el verano. Y Medio Ambiente pone sobre la mesa una serie de medidas correctoras.

La ampliación dotará a la estación de seis nuevos espacios y elevará el dominio esquiable hasta los 23,2 kilómetros. Se trata de una pista de dificultad alta, cuatro intermedias y una fácil. Se repartirán entre las zonas alta y media del complejo, y los desniveles van desde los ochenta y cinco hasta los veinticinco metros. Los terrenos se encuentran dentro de los límites de la estación. Las obras para la ampliación de pistas consistirán en la limpieza de maleza y la retirada de piedras. En dos de las pistas, además, se incluirán movimientos de tierras. Los desbroces se realizarán únicamente en aquellos espacios con vegetación abusiva, con una altura que impida la práctica de deportes.

Hay ciertas consideraciones sobre la mesa. Medio Ambiente reconoce que “debe tenerse en cuenta que la zona de la estación se ubica en territorio de distribución actual del oso y así lo demuestran los datos de presencia de ejemplares durante los últimos años”. También “aunque es zona no forestal, está próxima a cantaderos del urogallo, pero se estima que no tiene afección a los mismos”. Se adoptarán medidas para la protección de la fauna.

Lo que más preocupa al Principado es asegurar la permeabilidad de la zona para que el oso pueda pasar por la zona. Medio Ambiente propone la plantación de especies de fruto carnoso, que sirvan de alimento para el oso. La actuación, según consta en la publicación del Principado, deberá de acometerse en otoño. Las plantaciones se protegerán durante el primer lustro.

Ese mismo tiempo durará la vigilancia del Principado sobre las medidas correctoras que se extiendan más allá de las obras: aquellas que afectan al dominio hidráulico, medidas para la evitación de provocación de fuegos forestales y el cuidado de flora. En el momento de ejecutar las labores de ampliación de pistas, Medio Ambiente marca que “dado que las piedras pueden ser refugio o madriguera de especies, se realizará una inspección previa”. Si fuera necesario, se trasladará la fauna a una zona no afectada por las obras. Los responsables regionales también reclaman que los movimientos de tierra se limiten todo lo posible.

Las obras que no requieren de financiación empezarán este verano. Medio Ambiente reclama que el desbroce de pistas comience más allá del 15 de agosto. La previsión de la dirección general de Deportes pasa porque el nuevo dominio esquiable esté ya listo el próximo invierno. La instalación de un nuevo remonte y el desmonte del telesilla Cueto Negro tendrán que esperar. El Principado no dispone de financiación para afrontar la mejora, que alcanzará los doce millones de inversión.

Pin It on Pinterest

¿Te apuntas al Newsletter?

¿Te apuntas al Newsletter?

 

¡Gracias por suscribirte!