Tras superar la lesión, Shiffrin anuncia su regreso

Vuelve Mikaela Shiffrin. Tras la caída que sufría cuando estaba entrenando el Súper Gigante de Are (Suecia) de mediados de diciembre, a consecuencia de la cual sufría varios hematomas óseos y el desgarro del ligamento colateral de la rodilla derecha, la esquiadora de Vail ha anunciado su regreso a la competición. La parte positiva de la lesión es que la joven esquiadora norteamericana no tuvo que pasar por el quirófano y, de hecho, a los pocos días ya se la veía entrenando en el gimnasio. Poco a poco su estado fue mejorando y los rumores sobre su inmediato regreso fueron a más, sobre todo una vez que volvía a calzarse los esquís.

Ahora, los rumores se han convertido en realidad. La campeona del mundo, de la Copa del Mundo y de los Juegos Olímpicos en la disciplina del Slálom regresa este lunes a la competición en el SL de Crans Montana, Suiza. Regresa siendo todavía, y pese a las carreras que se había perdido, la octava major esquiadora del SL, la 23ª del Gigante y la 20ª de la general de la Copa del Mundo. Su última competición antes de la lesión fue la 15ª plaza del Súper Gigante de Lake Louise (Canadá), y en lo que llevamos de temporada había logrado dos victorias, en los dos Slálom de Aspen (USA) y una segunda plaza, en el Gigante de Sölden (Austria).

 ¿Habías pensado alguna vez en la posibilidad de sufrir una lesión?

Es curioso. Por un lado no creo que estuviera para nada preparada para esta lesión. Nunca pensé que me fuera a lesionar, ya que siempre había trabajado tan duro como me era posible para tratar de evitarlas. Rara vez me caigo cuando esquío. Si tuviera miedo de lesionarme en una carrera o en un entrenamiento seguramente me frenaria para mirar de evitarlo. Mi principal objetivo cuando estuve trabajando en el gimnasio era la de adquirir la fuerza y la actitud necesarias para no lesionarme cuando volviera a esquiar. Por supuesto, las lesiones están ahí. Son parte del deporte. He tenido la suerte que me dolían dos partes de mi rodilla que se podían curar por si solas, si hubiera tenido que pasar por el quirófano creo que hubiera sido mucho más difícil para mí. Intentaba pensar que lo que tenía en mi rodilla era un gran corte y que sólo había que darle tiempo para que volviera a estar al 100%. Sólo tenía que prepararme para estar al 100% cuando regresara a las carreras.

¿Has seguido las pruebas de la Copa del Mundo desde casa?

He visto todas las carreras, las de hombres y las de mujeres. Realmente, era genial ver las carreras de los hombres por la intensidad que le ponen cuando esquían. Parece como si cada carrera fuera la última que iban a disputar por la intensidad con la que esquían.

 ¿Qué es lo que más te ha impresionado?

He observado sobre todo a Henrik Kristoffersen y a Marcel Hirscher, ya que son los dos que básicamente luchan por la victoria en las pruebas de Slálom. Aprecio diferencias entre ambos cuando esquían. Cuando los ves esquiar da la sensación que son los únicos que utilizan los esquís como si fueran una parte más de sus pies.

¿Has pensado que en las carreras ya no gozarás de algunos privilegios?

No importa cómo la lesión afecte mi orden de salida en las carreras. De lo que me arrepentiría de verdad es de saber que estoy al 100%, lista para competir y que no lo hiciera. Soy una competidora nada y mi sitio está en el portillón de salida.

La lesión en la rodilla, ¿va a alterar tus planes en las disciplinas de velocidad?

No. Si me hubiera lesionado en mi primera carrera de Súper Gigante igual pensaría de otra forma, pero me lesioné mientras entrenaba un Gigante, una disciplina en la que he competido toda mi vida. Esto demuestra que puede suceder cualquier cosa en cualquier momento y he aprendido que hay que estar preparada para lo que pueda suceder. No hay ninguna razón para retardar mi regreso si estoy lista.

Cuando estabas lesionada, la confianza que siempre has tenido en el material de Atomic debe de ser importante para saber que ràpidament volverás a sentir el ‘feeling’ del esquí de forma natural, ¿no?

El material es muy importante en este regreso. Sabía dutante los días que estuve preparando mi vuelta que mi adaptación a los esquís y botas Atomic iba a ser rápido, que me transmitirían la confianza necesaria. Cuando volvía a esquiar no noté como si tuviera que recuperar mucho tiempo perdido. Mi equipo estaba listo y yo me estuve preparando opara ello.

Pin It on Pinterest

¿Te apuntas al Newsletter?

¿Te apuntas al Newsletter?

 

¡Gracias por suscribirte!