Este sábado al mediodía se produjo un incidente en Vallnord que por suerte sólo quedó en un susto. Debido a las fuertes rachas de viento se producía el descarrilamiento de un telesilla vacío en la estación de Pal-Arinsal, en el Coll de la Botella. A consecuencia de ello han tenido que ser evacuadas cuatro personas situadas en dos telesillas contiguos al accidentado.

En total 33 personas han quedado colgadas del telesilla durante dos horas en unas condiciones meteorológicas adversas. Los afectados han recibido una atención prioritaria por parte de los miembros de la estación de esquí, que les han proporcionado mantas, comida caliente y los han acompañado hasta el hotel.

Todo ha sido por “una fuerte racha de viento y hemos activado el protocolo de evacuación. Hemos evacuado a dos sillas. Teníamos 33 personas en la línea”, decía Josep Marticella, director general de EMAP a Andorra Difusió.