Vallnord – Ordino Arcalís implanta un innovador radar para prevenir aludes

Vallnord ha dado un paso más en aumentar la seguridad en las pistas y ha instalado un innovador radar microondas que analiza electrónicamente la nieve de sus montañas para prevenir los aludes. Santiago Rodríguez, desarrollador de este nuevo sistema, ha instalado el radar en la cota 2.025 metros de la estación para analizar la nieve caída esta temporada en la estación y explica: “la aplicación del radar es la más importante en términos hidrológicos, ya que estudia la nieve, previene el riesgo de aludes y, por tanto, ayuda a tomar decisiones y a adoptar medidas de seguridad”.

Santiago Rodríguez, director técnico de SnowGeek International, una organización que estudia el riesgo de aludes y la nieve, ha escogido la estación de Vallnord – Ordino Arcalís por la calidad de la nieve de sus instalaciones y por la implicación de la estación para avanzar en la seguridad en las pistas.

El radar ha analizado la nieve caída esta temporada y permite al equipo de investigación informatizar y analizar los datos extraídos de las diferentes nevadas. El radar calcula la cantidad de agua que lleva la nieve caída con el fin de saber su peso. De este modo, junto con el historial de datos que recoge, se puede prevenir el riesgo de que esta nieve se deslice y provoque un alud.  El objetivo de esta investigación, llevada a cabo junto con la Universidad Estatal de Boise, Idaho (Estados Unidos), es reconocer las características de la nieve y la transformación que experimenta con los cambios de temperatura. El radar microondas, con una frecuencia de entre 10 GHz y 25 GHz, identifica la metamorfosis de la nieve y la utiliza como instrumento para anticiparse a los problemas asociados a los aludes.

¿Cómo se genera una avalancha de nieve fresca?
El radar microondas mide el peso de la nieve para saber la proporción de agua y de aire que llevan los copos. Según estos datos, la nieve es más o menos densa. Santiago Rodríguez explica que, “cuanto más aire tenga la nieve, menos densa es; por tanto, es más polvo. En cambio, si contiene mucha agua, la nieve es más densa y pesa mucho más. En este último caso es cuando hay más riesgo de aludes”.
Los datos obtenidos a lo largo de la implantación del radar son muy importantes para determinar las características de las capas de la nieve y anticiparse a la hora de tomar decisiones según la temperatura y el estado de la nieve. Ya que, “cuando cae nieve nueva sobre cristales poco pesados, llamados “facetas”, se añade mucho peso encima de ellas. Si hay una tormenta y cae nieve pesada (con mucha densidad de agua), entonces se genera más riesgo de aludes. Gracias al registro de datos que incorpora el radar, nos podemos anticipar a este hecho”, explica Albert Reyes, jefe de Pistas de Vallnord – Ordino Arcalís.

Vallnord – Ordino Arcalís, la estación del freeride
La estación Vallnord – Ordino Arcalís ha sido siempre un referente del freeride. “La orientación de la estación en la cara norte, la cantidad de nieve acumulada y la buena conservación de ésta gracias a la mínima amplitud térmica hacen que la calidad de la nieve de Arcalís sea inmejorable”, afirma Albert Reyes. Es por estas razones que Santiago Rodríguez ha decidido llevar el radar microondas en la estación andorrana.

Las múltiples actividades freeride que ofrece Vallnord hacen que regularmente se hagan análisis del estado de las capas de la nieve. “La seguridad de los esquiadores es lo más importante para una estación y nosotros aplicamos medidas muy restrictivas. Si se muestra la eficacia de este radar, el trabajo sería mucho más preciso y sencillo”, explica Albert Reyes.

 

Pin It on Pinterest

¿Te apuntas al Newsletter?

¿Te apuntas al Newsletter?

 

¡Gracias por suscribirte!