VÍDEO: ¡500 metros de volteretas y sale ileso!

La práctica del esquí lleva escrita en la frente la palabra riesgo, más aún si ésta se traslada al freeride más bestial, un peligro del que nadie está exento, pot más bajadas que se tengan acumuladas en las piernas. Y, sino, que se lo pregunten al rider Ian McIntosh. Éste estaba grabando uno de los diferentes vídeos que realiza a lo largo de la temporada para la empresa Teton Gravity Research. El lugar, fantástico, las montañas de Neacola, en Alaska. La buena bajada no duró ni 15 segundos. En plena cornisa, Ian –que ya ha protagonizado alguna que otra caída con más mala fortuna para su cuerpo que ésta, perdió el equilibrio, tropezó y se precipitó al cacío. “No, no” se le escucha decir nada más besar la nieve en un primer momento.

A partir de aquí unos minutos que se hicieron una eternidad, tanto para él como para todo el equipo que le acompañaba en esta grabación. Ian rodó casi 500 metros de desnivel en un minuto. Parecía que nunca iba a detenerse, y tras caer 487 metros se le ecucha decir entre jadeos, “Estoy bien, estoy bien”. Sin duda, un milagro.

Pin It on Pinterest

¿Te apuntas al Newsletter?

¿Te apuntas al Newsletter?

 

¡Gracias por suscribirte!