Con estos 10 consejos para elegir ropa y complementos de esquí, cerramos los tips que os hemos estado dando en las últimas semanas para que podáis afrontar la compra de vuestro material de esta temporada con éxito. Ya necesitéis esquís, botas o ropa y demás complementos, con las sencillas pautas que os hemos ido proporcionado seguro que la decisión se os torna mucho más fácil, y acertada.

Textil exterior

Las tres normas básicas son: caliente, seco y cómodo. Respecto a lo segundo, es muy recomendable invertir algo más en prendas con una buena membrana transpirable, tipo Gore-Tex, que permita la salida de humedad corporal hacia el exterior y sea a la vez impermeable.

Textil interior

El interior es tan importante como el anorak y el pantalón. Muchos esquiadores experimentados prefieren vestirse por capas; es decir, prenda exterior ligera, prendas intermedias térmicas y prendas interiores transpirables. Estas últimas deben ser elásticas para ajustarse al cuerpo sin oprimir y, sobre todo, mantenernos secos expulsando nuestra humedad hacia el exterior.

Calcetines

Se merecen un comentario aparte, pues no todo el mundo les da la importancia que realmente tienen. Los calcetines específicos de esquí son largos, no demasiado gruesos aunque con un elevado aislamiento térmico. Tienen refuerzos en espinilla y talón y carecen de costuras en puntos críticos.

Guantes

Para las manos también nos sirve lo de caliente, cómodo y seco. Al igual que con la ropa, hay muchas diferencia entre guantes con o sin membrana transpirable. Las manoplas son más calientes, pero incómodas para ajustarse las gafas o cerrar una cremallera. La longitud también es importante: los largos cierran mejor sobre el anorak, pero son más aparatosos. En cualquier caso, busca que ofrezcan suficiente tacto en la palma de la mano.

Gafas

Mejor máscara que gafas de sol, pues protegen más ante los agentes externos, como el viento o la nieve. La oferta es muy amplia, pero es importante elegir unas que se ajusten al tamaño y forma de tu cara y que no limiten el campo de visión. Conviene tener unas oscuras para días de sol y otras más claras para el mal tiempo, o en su defecto lentes intercambiables. Si utilizamos casco, hay que comprobar que sean compatibles.

Casco

Si todavía no lo utilizas, estás fuera de juego, es un importantísimo elemento de seguridad y actualmente no es en absoluto incómodo. Podemos diferenciar dos tipos: los de orejera blanda y los jet. Los primeros son más ligeros y ofrecen mejor ventilación, pero los segundos son más seguros. Mejor si tienen ventilación.

Protecciones

Cada vez son más los que complementan el casco con una espaldera, un accesorio que ha evolucionado mucho en los últimos tiempos. Ahora, además de protegernos la columna, son más cómodas, ligeras y pequeñas, hasta el punto de que no supone una incomodidad llevarlo todo el día.

Bastones

Los grandes olvidados del equipo de esquí. Aunque es importante que sean ligeros, lo principal es la ergonomía de la empuñadura y, sobre todo, la talla. Elegir la medida adecuada es sencillo: estando de pie coloca el bastón al revés, con el puño en el suelo, y agárralo bajo la arandela. Tu codo debe formar un ángulo de aproximadamente 90 grados.

Todos y cada uno de los elementos que utilizas cuando vas a esquiar son importantes. Es por eso que también hemos decidido facilitaros estos consejos para elegir ropa y complementos de esquí. Podría parecer una mera cuestión de estética, pero lo cierto es que va mucho más allá. Ir a esquiar puede implicar soportar temperaturas extremadamente bajas, vientos insoportables, lluvia y por supuesto, nieve. Para poder disfrutar del esquí en estas condiciones es imprescindible ir bien equipado.