Tiene 13 años y ya lo conocen como el crack de Formigal

Sólo tiene 13 años y ya es campeón de España de esquí. Empezó a esquiar a los 3 años, con 8 ya competía y siempre ha destacado en las clasificaciones. El año pasado fue campeón de Aragón y esta temporada lo ha ganado casi todo. Repite como campeón de Aragón y a finales de marzo se proclamó campeón de España de esquí alpino en la categoría U14 en Cerler. En la web de Aramón han explicado esta historia y hemos considerado que era interesante para todos. Hablamos de Guillermo Arruebo, natural de Tramacastilla e integrante del Formigal Esquí Club, que se ha ganado a pulso el sobrenombre de ‘El crack del Formigal’.

A lo largo de la temporada ha subido al podio en Sierra Nevada, en La Molina… No ha dejado de ganar oros en todas las modalidades de alpino. Y su actuación en el Campeonato de España fue impresionante. Además de proclamarse campeón, quedó también primero en Supergigante, Slalom y Combinada.

¿Y cuál es su prueba favorita? “El supergigante es lo que más me gusta, y también lo que mejor se me da”, asegura Guillermo. Pese a los éxitos de esta temporada, él insiste en que aún tiene mucho que mejorar: “En el esquí quiero llegar a lo más alto, me gustaría ganar una Copa del Mundo. Pero tengo que aprender mucho, mi hermano me dice que aún no soy mejor que él, y tiene razón”, dice refiriéndose a Alejandro, integrante del CETDI Aragón y al que sigue los pasos sobre la nieve desde la infancia.

La familia es muy importante para él. Sus padres, también esquiadores, vieron emocionados cómo Guillermo subía a lo más alto del podio con un cartel en el que se podía leer: ‘Gracias a papá y mamá’. Su madre, Cristina, aún se emociona al recordarlo: “Fue increíble, muy emocionante. En ese momento me quedé helada, no sabía qué decir…”.

Un esquiador polivalente

Guillermo estudia 2º de la ESO con el programa Esquí-estudio. Este programa le permite entrenar por las mañanas durante la temporada y acudir a clase por las tardes. Está en una forma física inmejorable, sale con mucha fuerza en todas las pruebas lo que le da una ventaja casi siempre insuperable para sus rivales. Y es un esquiador polivalente, que afronta con éxito todas las pruebas, aunque el Supergigante sea donde obtiene los mejores resultados.

¿Y ahora que ha terminado la temporada? Guillermo seguirá con su entrenamiento físico todo el verano, corriendo, montando en bici de montaña y haciendo todos los ejercicios que le indique su entrenador. Y, para no echar tanto de menos la nieve, acudirá con sus compañeros a Xanadú en el Puente del Pilar, como hacen cada año. Le gustaría poder ir a los Alpes y no dejar nunca de esquiar. Y, por supuesto, con las miras puestas en llegar a lo más alto: ganar la Copa del Mundo. ¡Ganas y aptitudes no le faltan!

« « % | % » »
¿Te apuntas al Newsletter?

¿Te apuntas al Newsletter?

 

¡Gracias por suscribirte!

Pin It on Pinterest