El primer fin de semana de temporada ha estado marcado por una meteorología cambiante, tal como estaba previsto. Si bien el sábado las nevadas deslucir la jornada, el domingo el sol ha estado presente en los tres sectores de Vallnor . En total, han sido más de 4.000 los esquiadores que han estrenado la temporada y los que han podido disfrutar de las primeras esquiadas de invierno.

Las nevadas de este sábado han dejado entre 30 y 50 centímetros de nieve nueva en los tres sectores de Vallnord -Arcalís, Arinsal y Pal, mientras que el domingo los espesores oscilaban entre los 60 centímetros en las cotas bajas y los 150 en cotas altas.

Vallnord ha comenzado la temporada con el 80% de las instalaciones en funcionamiento con la previsión de ampliar esta cifra en los próximos días. “Ha sido un buen test de cara al puente de la Constitución , hemos puesto en marcha la maquinaria sin problemas importantes y tenemos buena parte del personal a punto” ha explicado Martí Rafel, director de Vallnord, a las puertas de la primera cita destacada de la temporada.

 

La nueva restauración también se estrena

Este domingo al mediodía se ha inaugurado , con una gran afluencia de esquiadores, el remodelado Refugio de las Portelles, en el sector Arcalís, que este año cuenta con una nueva terraza y una variada oferta gastronómica. Con éxito se han estrenado los restaurantes de la Coma y Hortell que este invierno están gestionados por privados.

Recordar también que Arinsal estrena una nueva Pizzeria en el edificio del Comallemple y pone en marcha el Snowbar en la terraza del Panoramix. En la misma línea, el sector de Pal apuesta por los “desayunos de tenedor” y para potenciar los menús gastronómicos a pie de pistas .

www.vallnord.com