Según hemos podido saber gracias a ‘In the Snow’, por fin se ha empezado a construir el centro de esquí indoor Vinterparken, de Noruega, que una vez acabado será el más grande del mundo.

Y no solo eso, sino que sus responsables también se han marcado de objetivo de ser el centro más respetuoso con el medioambiente.

Vinterparken se está construyendo sobre una ladera en Lorenskog (cerca de Oslo) y contará con una zona innivada de unos 40.000 metros cuadros.

esquí indoor vinterparken 3

En todo ese espacio habrá, además de instalaciones de esquí alpino, una pista de esquí de fondo de más de un kilómetro de largo y 5 metros de ancho, que se suspenderá en el aire.

La pista principal de esquí alpino tendrá 505 metros de largo y 100 metros de ancho, con un ángulo de hasta 38 grados.

Como si de cualquier otro Resort de esquí se trata, en el centro de esquí indoor Vinterparken también habrá hoteles, restaurantes, tiendas, bares y, como no, servicio de alquiler de material y escuela de esquí.

Sin embargo, no es todo esto lo que más preocupa a sus creadores, los arquitectos noruegos de Halvorsen & Reine AS. Su reto es, como decíamos, convertirse en la estación de esquí cubierta más respetuosa con el medioambiente.

esquí indoor vinterparken 2

Para cumplir con su objetivo, han creado un sistema que permite que la pista de esquí actúe como una bomba de calor que genera energía. Esta energía se podrá usar en otras zonas del complejo.

Mediante un sistema de refrigeración, se podrá transformar la energía sobrante en agua caliente que sirva para proporcionar calefacción.

Si todo sigue según lo previsto, el centro de esquí indoor Vinterparken estará listo para funcionar a principios de 2020. Lo único que nos da un poco de lástima es tenerlo tan lejos, porque aquí nos iría de maravilla para los meses que no tenemos nieve.