Ricardo Adarraga y Juan Carlos Sánchez, están preparando la temporada 2019 de KL. Y tienen un ambicioso objetivo, entrar en el Top 10 en los Campeonato del Mundo de Vars.

Adarraga es el esquiador español más rápido (con 240,64 km/h), y el 11º del mundo en 2018. Juan Carlos (Juanki), es el segundo español más veloz.

Robert Puente, Coordinador de Esquí de Velocidad de la RFEDI, nos cuenta que el objetivo principal de esta temporada se centrará en estar entre los 10 primeros en Vars, pero tal y como señala, no será el único:

También tenemos las carreras del circuito de Copa del Mundo, donde Adarraga y Sánchez tienen potencial para finalizar séptimos en alguna competición, o al menos uno o dos Top 10, así como finalizar cerca de la 10º posición en la general a final de temporada”.

El objetivo marcado no es un imposible, y el propio Adarraga nos lo recuerda: “Tanto Juanki como yo estamos regularmente en el top-15 de las competiciones de KL. Aunque la competencia siempre es muy fuerte, vamos a por todas”.

Pero Ricardo tiene un objetivo añadido, y es el de batir su propio récord de velocidad de español.

preparando la temporada 2019 de KL_2

Preparando la temporada 2019 de KL

Durante el verano, Adarraga y Sánchez visitarán el túnel de viento en Ginebra, y se centrarán en optimizar el material.

Como era de esperar, esa no será más que una de sus tareas ya que también seguirán preparándose a fondo físicamente.

Los esquiadrores de velocidad tienen un inconveniente añadido respecto a otras disciplinas, y es que no hay pistas preparadas para ellos en glaciares. Es por eso que deben centrarse en el entrenamiento físico y la mejora del material.

El entreno de Ricardo Adarraga

Ricardo nos explica que su entrenamiento se centra en 3 áreas: “entrenamiento físico, preparación de material de deslizamiento y preparación del material aerodinámico”.

En cuanto al entrenamiento físico, sigue un “plan de 4 o 5 días a la semana en los que alterno días de ejercicios de fuerza y propiocepción, días de fondo corriendo y en bicicleta y sesiones de intervalos de series cortas o cuestas. Muy importante es incluir regularmente días de reposo para recuperar y regenerar”.

En cuanto al material, el esquiador mantiene sesiones de análisis con los especialistas en tecnología tanto en cuestión de esquí y botas, como de elementos aerodinámicos. En función de los resultados, preparan los objetivos y el plan para la temporada.