El dispositivo de búsqueda activado finalmente ha encontrado el cuerpo de José Borland Narváez, conocido esquiador nórdico granadino.

José tenía 87 años de edad, pero jamás abandonó el deporte que tanto amaba. De hecho, era un incondicional de todos los deportes, y la montaña en general. Por eso todavía era habitual verlo con sus botas calzadas y bastones en mano para iniciar una caminata.

Y así fue como lo vieron antes de desaparecer, a medio día del pasado sábado: dispuesto a hacer un poco de senderismo por el Camino de los Neveros.

Al ver que no volvía, el lunes dieron la voz de alarma, y el 112, juntos con la colaboración de la Guardia Civil y otros equipos de emergencias, iniciaron las labores de búsqueda. Grupos de amigos de la Real Sociedad de Tenis de Granada y de la Federación Andaluza de Montañismo también salieron en su búsqueda, suponemos que siempre con la vaga esperanza de encontrarlo con vida.

Desafortunadamente, la búsqueda ha finalizado cuando han encontrado el cuerpo de José Borland en una vereda del Camino de los Neveros.

Un campeón de los de antes

José Borland fue un gran deportista, uno de los mejores de Granada. Y lo demostró no sólo ganando gran cantidad de títulos regionales de esquí nórdico, sino también obtuvo puestos de honor en Campeonatos de España y logró varias medallas en los nacionales de Educación y Descanso.

Tal era su pasión por el deporte, que jamás lo abandonó y siempre formó parte de su vida. De hecho, fue profesor de esquí en Sierra Nevada, y durante muchos años regentó una de las primeras tiendas de artículos de esquí y montaña de Granada: Deporte Nevada.