El cuatro veces campeón del mundo, y campeón olímpico, Bode Miller ha perdido a su hija de 19 meses.

La pequeña Emeline Grier, así se llamaba la hija de Bode Miller, falleció por ahogamiento tras caerse en una piscina, según hemos podido saber a través de la agencia EFE.

El propio esquiador informó de la triste noticia a través de su cuenta de Instagram.

Estamos devastados. Nuestra pequeña Emmy murió ayer. Nunca, en un millón de años, habríamos pensado que podríamos experimentar una experiencia tan dolorosa como esta. Su amor, su luz, su espíritu nunca serán olvidados. Nuestra pequeña amaba la vida, y la vivía plenamente cada día. Nuestra familia respetuosamente pide privacidad en estos momentos tan dolorosos”.

No hay nada que se pueda hacer ni decir ante una situación tan dolorosa. Solo mandar todo nuestro apoyo y nuestro más sentido pésame a la familia.