Arde el teleférico Grands Montets de Chamonix

Compartir:

Ayer, poco antes de las 14:00 horas, se proclamó un incendio en el teleférico Grands Montets de Chamonix, en la estación Lognan, ubicada a 1972 m.

Un fuerte golpe para la Compagnie du Mont-Blanc, responsable de la gestión, ya que la estación ha quedado prácticamente destruida y los trabajos de reparación podrían durar varios meses.

Pese a que aún no se ha confirmado qué lo provocó, parece que este se originó durante los trabajos de mantenimiento que se estaban realizando en el techo del edificio. Por suerte, y pese a lo escandaloso que fue el incendio, no hubo que lamentar heridos.

Fueron varios los usuarios de las redes sociales que colgaron vídeos e imágenes del desastre. Entre ellos, un usuario colgó un montaje con imágenes del momento en que se iniciaba el fuego.

El fuego se propagó con tal rapidez que los intentos de los trabajadores por detenerlos con los extintores que tenían resultaron en vano.

Las temperaturas alcanzadas fueron lo suficientemente elevadas como para fundir los cables de acero del remonte. Un vídeo publicado por LeHuffPost muestra imágenes del incendio, y de los trabajos de los helicópteros para apagarlo.

Las consecuencias de este incendio en el teleférico Grands Montets de Chamonix también afectará a los guías de alta montaña, que ofrecen excursiones freeride en busca de la mejor nieve virgen, y al resto de negocios de la zona.

Desde la Compagnie du Mont-Blanc aseguran que comenzarán con los trabajos de reparación cuanto antes para intentar tener el teleférico activo lo antes posible.

1
Deja un comentario

avatar
1 Hilos de comentarios
0 Hilos de respuestas
0 Seguidores
 
Comentario con más reacciones
Hilo de comentario más candente
1 Autores de los comentarios
It's a powder day! Autores de comentarios recientes

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  Suscríbete  
más nuevos más antiguos más votados
Notificarme sobre
It's a powder day!
Guest
It's a powder day!

Una pena…