El Senado galo ha aceptado el acuerdo de colaboración entre el gobierno francés y el gobierno andorrano para mejorar el estado de las carreteras RN20, RN22 y RN30 que conectan ambos países. Este acuerdo permitirá mejorar las carretas al Pas de la Casa.

El acceso a Andorra desde Francia se ve tremendamente perjudicado por la nieve y las avalanchas, provocando el cierre de las carreteras en demasiadas ocasiones cada año.

Con este proyecto se pretende facilitar la entrada de vehículos a Andorra, a través de un acceso muy estratégico, reduciendo los cortes de circulación tanto en el llamado “corredor de avalancha H2”, situado en Ospitalet, como en el túnel de Puymorens.

Andorra invertirá 10,5 millones de los 21 millones de euros que se destinarán a proteger las carreteras de los aludes. Si todo va tal y como han previsto, este mismo año comenzarán con las obras.

Sin embargo, esto no es más que una pequeña parte dentro del proyecto integral de mejora de la RN20, cuyo coste total ascenderá a 157,9 millones de euros.

Entre los puntos tratados en el acuerdo, también se prevé que las empresas andorranas puedan trabajar con las mismas condiciones que una compañía de la Unión Europea.