El glaciar de Ródano se ubica en los Alpes suizos y, por supuesto, no está exento del calentamiento global ni del incremento en las temperaturas una vez finalizado el invierno.

Desde hace ya 8 años, los vecinos de Obergoms intentan combatir el derretimiento de este glaciar con un sistema realmente peculiar. Y es que utilizan unas sábanas blancas térmicas, que reflejan los rayos solares, para cubrir las partes más vulnerables del glaciar y así ralentizar su posible desaparición.

Esto laborioso proceso lo llevan a cabo cada primavera y supone un coste en material y en mano de obra que financian en parte, los propios residentes de la zona. Una vez llegado otoño, proceden a retirar la lona y así sucesivamente. Según explicó el glaciólogo David Volken a la Agencia France Press, “las sábanas pueden reducir el derretimiento estacional hasta un 70 por ciento”.

A continuación os dejamos algunas fotos más del glaciar con sábanas para que podáis apreciar la magnitud del trabajo dedicado a cubrirlo.

Foto de Peter Klaunzer