La estación norteamericana de Big Sky ha sido, tradicionalmente, una de las más innovadoras del mundo. Fueron los primeros en instalar un telesilla triple, y también lo fueron un año más tarde cuando instalaron uno de 4 plazas. También fueron pioneros en la instalación de telesillas desembragables y en sistema de creación de nieve.

Ahora, vuelven a subirse al carro con el Ramcharger 8, el Porsche de los telesillas. Una de las acciones que entran dentro del plan de renovación y modernización de la estación, que han llamado Big Sky 2025.

Si al ver la foto alguno pensáis que no es ninguna novedad que haya un telesilla de 8 plazas, esperad a ver todo lo que incorpora. Para que os vayáis haciendo una idea, la empresa ha dicho que cada silla cuesta más que un Porsche.

Sí que es cierto que, por separado, el Ramcharger 8 no aporta nada que no conozcamos. Pero es que este telesilla incorpora todas las ventajas y comodidades conocidas hasta ahora.

El nuevo telesilla, que deberá estar listo y funcionando cuando empiece la próxima temporada es todo un cúmulo de nuevas tecnologías que harán que la experiencia de transportarse con él sea más cómoda, agradable y segura.

Por un lado, contará con una barra de seguridad automática, que se bajará cuando la silla se ponga en marcha. Y además, ya podéis olvidaros de sufrir por los más pequeños, porque el Ramcharger 8 contará con una cinta de embarque inteligente. Ésta se adaptará a la altura del esquiador y se elevará ligeramente para facilitar el embarque. ¡Ya no hará falta hacer bíceps para lograr subir a nuestros hijos!

En cuanto a comodidad, muchos cambiaríais los asientos de vuestros coches por los asientos individuales, forrados con cuero Alcántara y calefactados del futuro telesilla de Big Sky.

Ramcharger 8 Asiento

Para que la experiencia de subir no se convierta en una agonía por el mal tiempo, tampoco le falta una capota panorámica.

Por si estáis dudosos sobre el tiempo que pueda hacer arriba, y el estado de pistas, una pantalla gigante os informará de todo ello, o de lo que la estación considere necesario, para que podáis tomar una decisión antes de subir.

El monumental telesilla se moverá a una velocidad de 5 m/s, por lo que realizará el mismo trayecto que el remonte instalado en estos momentos, en la mitad de tiempo. Teniendo en cuenta que cada silla puede llevar a 8 personas, tendrá la capacidad de transportar a 3.200 pasajeros/hora, pudiendo llegar a los 3.600 en horas punta.

El Ramcharger 8 también será el primer telesilla de 8 plazas del mundo que cuente con tecnología D-Line y estará preparado para soportar rachas de viento de hasta 100 km/h.

Con tanta tecnología, tampoco podían olvidarse de las comunicaciones. Por eso, el remonte contará con conexión Wifi a lo largo de todo su recorrido y las torres contará con un sistema de comunicación directa para poder comunicarse con los pasajeros de cada telesilla.

Y aunque parezca increíble, Big Sky guardará cada noche las sillas en un hangar subterráneo. ¡Pero no para evitar que las roben! Sino para minimizar su impacto visual.