Todos sabemos que la normativa para poder esquiar e incluso acceder al Monte Everest es muy estricta. Pero poco les importó a los protagonistas del vídeo que veréis más abajo lanzar su ‘hazaña’ en las redes sociales, motivo por el cual acabaron sancionados por esquiar en el Everest.

Los dos escaladores americanos, Willie Benegas y Matt Moniz, estaban en el Himalaya debido a un estudio que la NASA está haciendo sobre el comportamiento de los gemelos cuando están separados.

Así, mientras Willie y Matt estaban a más de 7.000 metros de altura en el Monte Everest, sus respectivos hermanos gemelos estaban en la playa.

Como escaladores, y aficionados a los deportes de montaña, para Willie y Matt estar allí era como un sueño hecho realidad. ¿A quién no le encantaría tener el placer de esquiar en el Everest? Y por lo visto, ellos no pudieron resistirse a la tentación.

Estando en el Campamento III, a 7.200 metros, uno de los días se levantaron con un tiempo excepcionalmente bueno, y no se lo pensaron dos veces. Decidieron realizar un descenso de esquí hasta el Campamento II, ubicado a 6.400 metros.

Pero ese descenso era ilegal pues no pidieron, ni pagaron, los permisos necesarios. Para aquellos que no lo sepan, para poder esquiar en el Monte Everest es imprescindible pedir un permiso especial y, por supuesto, pagar la cuota correspondiente de 1.000 dólares, más otros 500 dólares para la gestión de residuos.

Pero lo peor del caso es que nadie se habría dado cuenta si no hubiesen decidido colgar un vídeo en las redes sociales.

Pese a que de momento han permitido que los dos escaladores se queden allí para finalizar el experimento de la Nasa, el Departamento de Montaña del Gobierno del Nepal ya ha anunciado que tomará medidas legales para prohibirles el acceso durante 10 años.