El telecabina que fue construido con motivo de la Expo Zaragoza de 2008 finalmente será desmontado y trasladado a otra parte tras unos 7 años en desuso.

Desde el 19 de febrero de 2011 que no se abría el público y en abril de 2015 se desmontaron las 70 cabinas que conformaban esta atracción. Durante todo ese tiempo simplemente fue un elemento “decorativo”.

Según informa El Heraldo, el Ayuntamiento de Zaragoza ha dado permiso al grupo de nieve Aramon, propietario de esta infraestructura, para que inicie este proceso de traslado, retirando los postes, el cableado y las cabinas. Las estaciones, situadas en la Almozara y al lado del Parque de agua, permanecerán en su sitio.

Todavía no está claro que harán con el telecabina, pero la idea es evitar almacenarlo ya que acabaría siendo inutilizable a cabo de un tiempo. Durante todos estos años se ha ido manteniendo y cada semana se hacía una vuelta completa para comprobar su buen funcionamiento. Por lo tanto, las opciones que se barajan son aprovecharlo en alguna estación del propio grupo Aramón o venderlo a otra empresa que pueda estar interesada.

Recordemos que este telecabina requirió una inversión de 11 millones de euros en su momento, y ahora, solo el desmontaje, alcanzaría los 700.000 euros de los que se tendría que hacer cargo el comprador, en caso de que finalmente se venda. Una infraestructura que ha sido claramente deficitaria y que nunca cumplió las previsiones de uso esperadas.