Cierto es que, esquiando, las estaciones de Zermatt y Cervinia ya están unidas. Sin embargo, esa comodidad no estaba al alcance de aquellos que no se suben sobre unos esquís o una tabla de snow.

Pues bien, gracias a una extensión que se pretende añadir al telecabina 3S, cualquiera que lo desee podrá pasar de una a la otra, sin necesidad de tener que esquiar, y en la comodidad de ir en una cabina calentita.

El telecabina 3S, cuya construcción está a punto de finalizarse, estaba planeado que uniera Trocken Steg con Klein Matterhorn. Sin embargo, el proyecto pretende añadir a este último una conexión directa a Cervinia.

Gracias a esta extensión, los turistas que se acercaran a cualquiera de las dos áreas, podrían viajar de Zermatt a Cervinia, y viceversa, disfrutando de una experiencia transalpina cómoda, rápida y bella.

Por el momento, el trayecto para los no esquiadores sólo puede ser en coche, y a través de un túnel. Si finalmente aprueban el proyecto, que tendría un coste de unos 17 millones de euros, cualquier turista podría realizar el trayecto sin necesidad de conducir y disfrutando del inigualable paisaje de Los Alpes.

Ahora bien, la unión entre Zermatt y Cervinia aún tardaría mucho en llegar ya que la extensión del telecabina no se finalizaría hasta el 2021.

¿Aún no habéis visto cómo será ese espectacular telecabina?