¿De verdad es peligroso bañarse justo después de comer?
PUBLICIDAD Billboard

¿De verdad es peligroso bañarse justo después de comer?

Seguro que muchos de vosotros tenéis grabado a fuego en vuestras mentes cuando vuestros padres os decían de pequeños que debíais hacer una digestión de 2 horas antes de bañaros.

PUBLICIDAD Content_1

Muchos tuvimos que sufrir esas tediosas esperas que se nos hacían eternas para poder volver a la diversión con la excusa o justificación, de que podíamos sufrir un corte de digestión y espasmos musculares…

Sin embargo, ¿de verdad es peligroso bañarse después de comer? ¿Qué dice la ciencia al respecto?

Pues, básicamente, lo que dice es que es un cuento y no tenemos nada de qué preocuparnos, aunque sí es cierto que aquella creencia podría tener cierto sustento científico, si bien no era del todo justificado.

Es verdad que cuando comemos nuestro cuerpo desvía parte de la sangre hacia los órganos digestivos y el suministro inadecuado de sangre sí puede llegar a causar calambres musculares.

PUBLICIDAD Content_2

Sin embargo, por esa misma regla de tres, cuando hacemos ejercicio nuestro organismo también lo sabe y los músculos reciben sangre extra.

El doctor Peter Wernicki, cirujano ortopédico del Cleveland Clinic Indian River Hospital y miembro del Consejo Asesor Científico de la Cruz Roja, deja bien claro que el cambio de suministro de sangre que puede provocar la comida no es lo suficientemente importante como para provocar los espasmos.

Algo que corrobora un estudio de la Clínica Mayo que, de forma muy resumida, confirma que los calambres musculares causados por un bajo suministro de sangre no ocurren en personas sanas.

Bañarse-despues-de-comer (2)

Objeto de varios estudios

La creencia era tan potente, que ya en los años 60 se realizaron varios estudios. Uno de ellos, publicado en la revista Research Quarterly for Exercise and Sport, analizó los efectos de un abundante desayuno suministrado a 24 nadadores, quienes tuvieron que esperar diferentes periodos de tiempo antes de bañarse.

PUBLICIDAD Content_3

Ninguno de ellos sufrió una respuesta adversa ni vio disminuido su rendimiento físico.

PUBLICIDAD Mobile_Pos5

Más recientemente, en 2011, la Cruz Roja de Estados Unidos publicó una revisión científica sobre el tema confirmando que restringir la ingesta de alimentos antes de bañarse (o tener que esperar una o dos horas después de comer) es completamente innecesario y carece de toda evidencia científica.

Además, según el profesor Wernicki, jamás ha habido un caso conocido de alguien que haya ahogado por el hecho de bañarse después de comer.

Te recomendamos

Titan Desert 2022
Etape Spain

Deja un comentario