Buenos días queridos amigos. ¿Cómo estáis llevando el frío de estos días? Espero que bien, nosotros somos esquiadores y no nos dejamos amedrentar por descensos de temperaturas y cuatro copos. Me encanta verlos en nuestras ciudades. ¿Os habéis fijado la alegría que la nieve lleva a todos sitios? Hoy os voy a contar mi aventura del pasado sábado 24 de febrero, día en el que pude disfrutar de una excelente clase de esquí fuera de pista, o, como nos gusta decir en estos tiempos: una buena clase de “freeride“.

Para ello me acerqué al “freeride center” en Soldeu, donde ya había tomado clase en otras ocasiones y donde se hacen unas clases un poco diferentes cuando pedimos que queremos que sea para esquiar en fuera de pista. La diferencia principal radica en lo que tiene que ver con el material específico, las explicaciones previas y las preguntas que te hacen los profesores para saber en qué nivel estás, qué conocimientos tienes,…

En esta ocasión mi profesor fue David Parra, experimentado guía de montaña y profesor de esquí, que conoce perfectamente las zonas por las que nos íbamos a mover. David tiene el título nacional de Andorra de esquí, es técnico superior de esquí de España, técnico superior de esquí de montaña, técnico deportivo de alta montaña… Y todas las titulaciones necesarias para dar clase de fuera de pista. Pero, sobre todo, a mí me dio la impresión desde el primer momento de que le gustaba mucho su trabajo, y, más todavía la montaña. Creo que es el mejor título de todos.

Previamente dejé a mi hijo en la escuela de esquí de Soldeu, perfectamente acompañado por Josema Solanes, que había sido profesor mío y al que me encanta ver siempre que es posible. Cuando el niño sea más grande repetiremos este tipo de clases de fuera de pista con él, pero de momento le toca hacer clase de pista… y muy bien que le fue.

Dejé a mi hijo con Josema Solanes, toda una institución de la escuela de Soldeu El Tarter

Durante la revisión de material que me hizo David, me encontré con Pecu Rivas, que ha sido profesor mío de fuera de pista y también en algún camp de freeride de los que organiza Gore-Tex. Pecu es un experto montañero y un buen profesor de esquí, sobre todo de fuera de pista, que, casualmente estaba dando clase a una amiga mía, Alina Driemel.

Pecu Rivas con Alina Driemel. Pecu es un magnífico profesor de esquí, a mí me ha enseñado, pero más que me enseñará en el futuro.

También durante la charla previa a salir a esquiar coincidí un rato con Mauricio Lambert (Mauri), que se iba a hacer unas prácticas con chicos muy jóvenes de un club. Estuvimos hablando y  me dijo cómo les enseñaban desde bien pequeños a cómo debían esquiar por la montaña fuera de las pistas, seguridad, responsabilidad,… Me pareció un tema súper importante: comenzar la formación en edad muy temprana, en la edad en la que los niños y jóvenes están en los clubs. Para el que no lo sepa Mauri es un “freerider” de los de verdad desde antes de que la fiebre del fuera de pista llegara a todas las estaciones. Espero un día tener la suerte de poder esquiar con él. Me envió unas fotos de la formación que habían hecho, una actividad espectacular.

Los jóvenes del grupo de Mauri recibiendo formación. Foto de Mauri.

 

Los chicos disfrutando de la montaña. Foto de Mauri.

Pues una vez revisado todo el material nos pusimos en marcha. Como es lógico nos dirigimos a las zonas que David pensaba que estarían mejor. En estos días la calidad de la nieve está siendo muy buena, pero entre semana hubo tal fiebre de fuera de pista que los que tuvieron la suerte de poder disfrutarlo lo habían dejado todo súper “trillado”. Por suerte, yendo con una persona que se conoce los sitios bien, tienes muchas más posibilidades de triunfo.

Preguntar a los especialistas es lo mejor, por mucho que te creas que sabes cómo está la montaña ellos lo saben mejor.

 

Observar las zonas desde abajo ayuda mucho.

 

Cuando sales a la montaña te quedas solo, y es parte de su encanto… También de su peligro.

Como es lógico, antes de salir a esquiar, David se estudia los partes de nieve, la posibilidad de aludes, el estado de las zonas a las que pensábamos ir… Aún así, y como yo le pregunté por una zona muy concreta, se acercó a preguntar de nuevo, aunque él ya me había dicho que no me lo aconsejaba… Y, efectivamente, los pisters, nos desaconsejaron totalmente ir por esa zona. Mi consejo es que siempre que vayáis a esquiar fuera de pistas o aseguréis primero de que las zonas elegidas son seguras.

Como veréis en el video, el día estaba genial, despejado, frío pero no en exceso, con una calidad de nieve óptima aunque era difícil encontrar algo sin pisar. En general, como la nieve estaba cambiante según las zonas, diríamos que era un día perfecto para aprender, porque, como sabéis, con nieve polvo es muy fácil esquiar y nos pensamos que todos somos grandes esquiadores. Mejor practicar, cuando ya sabes un poco, con nieves más difíciles y con buenas condiciones de visibilidad, sin nieve ni frío excesivo…

Sinceramente, creo que lo más importante de este tipo de clases son los consejos que te pueden dar sobre conocimiento de la montaña, de cómo actuar en caso de accidente, del uso de la pala, el arva y la sonda, del uso del arma más importante que tenemos frente a la montaña, que es el sentido común, del no dejarnos llevar por la emoción y la adrenalina y pensar que en la montaña todo vale… Pero, además, también te pueden dar buenos consejos, como fue en mi caso, de esquí. El hecho de ser, además de guía de montaña, profesores de esquí, ayuda mucho.

Pensad que los defectos que tenemos como esquiadores, en la pista son pequeños y pueden, en algunos casos, carecer de importancia. Sin embargo, en la montaña los defectos se magnifican, y ahí sí pueden ser muy importantes.

Con la aparición de los patines gordos, del rocker, y de toda la tecnología que tienen nuestros esquís, nos pensamos que esquiamos de maravilla por todos tipos de nieves. Pero lo interesante, en mi opinión, es ir dando pasos poco a poco e intentar aprender las cosas bien. Como sabes, tus esquís te ayudarán a la hora de esquiar, pero no lo harán todo por ti.

Estuvimos charlando acerca de cómo ahora vemos grupos de esquiadores experimentados que salen a la montaña sin las medidas mínimas de seguridad, sin el material adecuado, sin utilizar el sentido común, preocupándose más por bajar rápido que por su seguridad y hacíamos la siguiente reflexión: ¿cuánto dinero le cuesta a un grupo de estos contratar a un buen profesional y recibir unas buenas clases teóricas y prácticas? Os sorprendería saber que el coste por persona es mínimo e incluso ridículo si se hace en grupos de 4 o 6 personas. Desde luego mucho menor de lo que puede suponer tener un accidente.

¿Sabes esquiar muy bien? Seguro que sí. ¿Le pegas bien al “freeride“? Sin duda. Pero ¿sabes cómo actuar en caso de que un alud atrape a ese amigo tuyo al que tanto quieres y con el que tantas aventuras has tenido? No vale sacar el teléfono y llamar para que otros hagan lo que podrías empezar a hacer tú. 3 minutos, 4 minutos, 5 ya es mucho. No hay más tiempo.

Cuando hablo de “auténtico” fuera de pista o “auténtico freeride” me refiero al esquí lo más seguro posible, sabemos que la montaña es peligrosa y que nadie está 100% seguro, pero es obligación de cada uno el estar lo más preparado posible. Me gustaría que este artículo sirviera para que alguno de los buenos esquiadores que nos lee, reflexione y pregunte en la escuela de su estación sobre este tipo de clases. Espero que nunca tengamos que utilizar tanto el material como los conocimientos que vayamos adquiriendo, porque  no me gustaría que ninguno de nosotros tuviera un accidente, pero cuesta muy poco intentar estar preparado.

Un placer haber conocido a David, seguro que volveremos a esquiar juntos más veces. Gran profesor, buen consejero.

 

Reponer fuerzas con la mejor compañía es la recompensa al final de la mañana, aunque queda toda la tarde para esquiar todavía. Ambos nos tenemos que enseñar lo aprendido.

 

Buenos compañeros los SKY7, súper polivalentes. Lo mismo para el fuera de pista de la mañana que para disfrutar de mi hijo por la tarde.

 

Otro gran día al bolsillo. Tiempo de calidad con los niños, ningún regalo mejor para los dos. Terminamos la jornada cuando cerraron la estación… Hay que ir enseñando las buenas costumbres.

Os dejo un video en el que David nos deja algún consejo interesante y en el que vemos un poco por dónde estuvimos y cómo estaba la nieve y la estación. Son 4 minutos muy entretenidos. Me sigo sorprendiendo con la calidad que ofrece la GoPro 6. Pensad que la llevo en el casco, pero no anclada ni nada, simplemente con un elástico, y aún así ofrece una estabilidad sorprendente. Pensaba que no se vería nada, pero no está nada mal el resultado.

Para los más curiosos dejo también el recorrido con los datos que me proporciona el Suunto Spartan Sport, un cacharro que me tiene fascinado, sobre todo en los días de esquí de montaña me gusta ver luego los recorridos, pero también este día, que fue un poco especial. Sorprendente la cantidad de datos que me proporciona. No os digo nada si os pasara toda la información que me descarga al ordenador.

Nos vemos de nuevo aquí enseguida. Este fin de semana asistiré al Gore-Tex High Camp Tour y tendremos, espero, buenas aventuras para contaros. Es una salida con esquís de travesía y noche en refugio de alta montaña en la que pondremos a prueba nuestra resistencia, la de nuestros materiales, aprenderemos muchas cosas de montaña y las pondremos a prueba también. Ya os contaré…