Las estaciones de esquí han estado mucho años sin sacar provecho a lo que la Naturaleza les ofrece en los meses en los que la nieve nos abandona. Afortunadamente, de unos años a esta parte, muchas estaciones de esquí, por no decir la mayoría, ofrecen servicios al público para que las podamos disfrutar, también, en verano.

En el caso de Soldeu El Tarter, hace ya unos cuantos veranos, bastantes, que se ofrecen muchas actividades, algunas muy distintas entre ellas como pueda ser el golf o las diferentes modalidades de bicicleta de montaña, sobre todo de descenso, Karting… Este año, por temas de logística y debido a las obras de la plataforma de Soldeu, no se podrá disfrutar el Bike Park, y el karting Marc Gené se ha trasladado a el Port de Envalira. (Aquí os dejo un enlace). El Karting lo visito todos los años desde que los niños son bastantes pequeños, me parece buena idea que se vayan familiarizando con el volante, sobre todo en un sitio seguro y divertido.

Aprovechamos el pasado fin de semana para ir de nuevo a la montaña en familia. Está claro que nos gusta ir a las estaciones de esquí en invierno, somos esquiadores y resulta obvio, pero también nos gusta disfrutar de la montaña en verano. A veces vamos por libre y simplemente nos damos un buen paseo e incluso pasamos el día entero comiendo al aire libre y disfrutando de la Naturaleza. Pero todos los años nos acercamos a disfrutar de las magníficas instalaciones que Grandvalira pone al servicio del público en verano. En este caso dimos prioridad a los gustos de los niños, pero os aseguro que no solo lo disfrutaron ellos…

Para empezar tienes que coger el “huevo” de Canillo. La verdad, después de estar tanto tiempo sin subirme a una silla o a un telecabina, me hizo especial ilusión. Subir en el telecabina siempre es divertido, porque sabes que luego vas a disfrutar, sea de la nieve o sea de la Naturaleza en general, con lo cual, tanto los niños como los mayores estábamos, como se dice ahora, “motivados” a tope. Me gusta compartir esos momentos con toda la familia. La montaña en familia, o bien acompañado, siempre se disfruta más.

Al ser el primer fin de semana en el que las instalaciones funcionaban al 100% se respiraba un ambiente de alegría, como fuimos de los primeros en llegar y, además, no había mucha gente, digamos que teníamos a los animadores de las actividades casi para nosotros solos. Así que preguntamos por qué orden empezar… Y, claro, una de las actividades estrellas de este año es el “bigairbag“, con lo cual nos fuimos nada más entrar.

El “bigairbag” es un enorme colchón de aire al que te puedes tirar desde tres alturas diferentes. No sé si las fotos harán justicia a lo que se vive, pero os aseguro que de la primera altura te tiras muy rápido y sin pensarlo dos veces, pero en la segunda altura ya sí que te lo piensas dos veces… Y en la tercera te lo piensa tres o más… Eso sí, una vez te has tirado y has sentido el subidón de adrenalina quieres volver a hacerlo. Y como no había mucha gente lo pudimos hacer unas cuantas veces. Aún así, y después de haberlo hecho más de dos y tres veces te lo piensas… Pero no lo dudes, si vas lo tienes que hacer. En el caso de los chavales, los que se atreven, lo vuelven a hacer una y otra vez.

Los niños hicieron muchas cosas: tiro con arco, “tubbing“, “acrojump“, camas elásticas… También hubo actividades que se quedaron para otro día. Pero los niños mayores (mi mujer y yo) también queríamos disfrutar del lago y, como no, de la tirolina, la atracción estrella que ya habíamos probado en invierno y que no nos queríamos perder ahora en verano.

El personal de la estación todo el rato pendiente de los niños. Esta atracción es nueva, y están pendientes de todos los detalles.

 

Por más veces que lo haga la emoción y el miedo al salto siempre aparecen… Los gritos se podían oír desde muy lejos. Casi 5 metros de caída dan para mucho…

 

Es muy muy chulo. Si lo pruebas lo repites. Imagen captada por la GoPro 6. Me encanta esta cámara, ahora ya no llevamos la reflex apenas encima.

 

Cada uno en su nivel lo disfrutamos todos por igual.

 

Hay atracciones que triunfarán eternamente… Los niños más mayores se vuelven pequeños cuando disfrutan en las camas elásticas, y los más pequeños se creen mayores…

 

 

Lo mismo sucede con el tiro con arco. ¿No te gusta tirar a ti? Hay cosas que nunca dejarán de tener su gracia.

 

No sé muy bien cómo definir lo que se siente en la tirolina. Por un lado está la sensación tremenda de la velocidad, el estar colgado de un cable a bastante altura, el sonido del aire, las emociones que experimenta tu cuerpo por la aceleración y todo lo demás… Pero por otro lado está el poder ver el paisaje desde ese punto de vista diferente y privilegiado, el acercarte al lago a toda velocidad, … Todo unido te hace sentir una experiencia inolvidable, ya lo habíamos hecho en invierno, pero en verano me ha gustado mucho más. Espectacular, no te pierdas el video y te harás una pequeña idea de lo que puedes sentir. Solo os digo que lo repetimos antes de irnos. No es barato, aunque os aseguro que vale lo que cuesta, pero cuando llegas abajo y ves la cara de tus hijos sabes que lo vas a repetir. Como dato valga decir que son 550 metros de tirolina…

Por muchas palabras que intente decirte o por muchas fotos que ponga no sabes lo que es hasta que lo pruebas.

 

Me encanta el lago, pero también esto lo disfrutaron mucho los niños. Una actividad muy recomendable.

 

Y también lo disfrutó, como no, nuestra fotógrafa preferida. Estos momentos de tranquilidad no tienen precio.

 

Fundamental reponer fuerzas, beber líquidos, descansar un poco y planificar la tarde…

 

No podíamos terminar el día sin repetir… En mi opinión, hacerlo “a lo Superman” es más chulo.

De bajada en el telecabina filosofamos un poco mi mujer y yo acerca del rendimiento económico que se le puede sacar a unas instalaciones como las que ofrece este espacio de Soldeu-El Tarter en el “Family Park” de Canillo, que son magníficas pero caras de mantener y llegamos a la conclusión de que es muy interesante no desde un punto de vista económico para la zona, que lo es sin ninguna duda por los puestos de trabajo que mantiene del personal de la estación (los conocía a casi todos del invierno), también para el sector hotelero y de turismo en general. Yo lo veo interesante e importante desde el punto de vista de usuario y padre de familia: nos permite disfrutar de un entorno sano y que nos gusta, compartiendo tiempo de calidad con los niños y haciendo que ellos se acerquen a la montaña divirtiéndose. Como os he dicho, nosotros damos largos paseos en verano, pero el hecho de que los niños, y nosotros igual que ellos, lo hayan disfrutado así, con tan buenas experiencias, nos hará volver más a menudo. Compartir tiempo de calidad en familia no tiene precio.

Pues ya lo sabéis queridos amigos, todo aquel que quiera disfrutar en verano lejos de las masificaciones, el tráfico, el ruido y el calor, encontrará en la montaña mucha tranquilidad y diversión sana. Aprovechemos las oportunidades que nos brindan nuestras estaciones de esquí.

Quiero agradecer de una manera especial la atención prestada por los animadores de las actividades, en la terraza las chicas del comedor, el personal de la estación en general, muy atentos en todo momento. Espero que tengan todos un buen verano de trabajo y les dé tiempo de coger fuerzas antes de empezar de nuevo la temporada de invierno. A todos ellos muchas gracias.

A continuación os dejo un video grabado con la GoPro 6, son 90 segundos, pero creo que os pueden dar una idea aproximada (nunca será lo mismo) de lo que se siente en la tirolina y otras actividades.