¡Grandvalira continúa!... Y además crece.