Queridos amigos, ¿cómo estáis? ¿Cómo habéis pasado la Semana Santa? Espero que hayáis podido esquiar, por lo menos alguno de los días, como ha sido mi caso. Tuve la suerte de esquiar 6 días en Grandvalira, no en condiciones de primavera, como suele ser lo habitual en Semana Santa, sino en condiciones, en algunos días, de pleno invierno.

Como sabéis, esta temporada ha estado marcada por un grandísimo número de días nevando. Tanto es así que los fines de semana hemos tenido 4 o 5 días de sol, y algunos ni tantos. Pues esta Semana Santa ha sido igual, por lo menos en mi caso. Un día de sol claro, otro día de nubes y claros y todos los demás días con nieve. No está mal, porque así se alarga la temporada, pero sí que hubiera sido deseable echar por lo menos un par de días buenos de sol con la familia. Pero no nos quejaremos en este blog por exceso de nieve, os lo aseguro.

Pues empecé mis días de vacaciones con un compañero de fatigas que vino de visita a Grandvalira con motivo de la Total Fight, que pudo celebrarse solo a medias el sábado 24. Lo que para los participantes era mal tiempo, nosotros lo estábamos viendo como una posibilidad de coger nuestros esquís gordos e irnos a buscar palas llenas de nieve intentando que no estuvieran muy “trilladas”… Y os puedo asegurar que lo conseguimos, hasta las cuatro de la tarde estuvimos bajando por donde otros años a estas alturas es muy difícil poder hacerlo con garantías.

Tenía ganas de que viniera Soto a “mi estación”. Y encima tuvimos un día de los buenos. Siempre un placer esquiar con él.

 

Soto sacándole partido a los Soul 7 y a la nieve que había caído durante toda la jornada.

 

Disfrutando yo también de los Rossignol SKY 7, unos esquís que esta temporada han sido los que más han estado bajo mis pies. No recuerdo una temporada igual.

El domingo el tiempo no tenía pinta de cambiar, y así fue… Teníamos previsto ir al test que Elan celebra todos los años en el sector de Grau Roig y así lo hicimos… Pero más bien estaba el día como para probar solo los esquís de fuera de pista… Aunque probamos de todo. También los GSX por palas con nieve virgen hasta la rodilla, lo que nos costó una buena “croqueta”, pero nos dio unos buenos ratos de esquí. Siempre muy bien con los chicos de Elan, con Silvia del Rincón a la cabeza, magnífica esquiadora y deportista, siempre me gusta estar un rato con ella.

Con un modelo de chica. Había probado varios modelos de mujer, pero nunca de fuera de pista. El esquí va súper bien, quizás me hubiera ido mucho mejor en una medida más larga. El comportamiento es similar al del Ripstick 96 que ya he probado en otras ocasiones.

 

Silvia, siempre atenta, preparándonos un material totalmente pistero, pero al que íbamos a sacar de su lugar habitual. Por pista van fenomenal, tal como hemos podido comprobar en otras ocasiones.

Toni, compañero de varias aventuras en esta y en otras temporadas, nunca se pierde el test de Elan. Tuvimos un buen día, como siempre que los comparto con él.

Nieve, nieve y más nieve, como toda la temporada.

Hacerse una croqueta de vez en cuando no está nada mal… Por lo menos si la nieve está así de blandita. No es fácil esquiar con unos GS en fuera de pista cuando ya te has acostumbrado a hacerlo con esquís gordos, aunque no es mal ejercicio practicarlo de vez en cuando.

El lunes también recibí la visita de otro amigo, Fernando, de Ski Powder Lovers, y pudimos hacer muy buenos fueras de pista por toda la zona de El Tarter. Por supuesto Encampadana, pero también algunos bosquecillos y alguna pala que no estoy dispuesto a nombrar en público, jeje. Siempre hay que guardarse algún secreto, sino cuando nieva la gente te quita todas las líneas.

Fernando estaba en el mismo caso que yo… Con la familia sin querer esquiar nevando y con muchas ganas… Cuando se juntan el hambre y las ganas de comer…

Ya era martes y el sol solo salía escasos minutos, pero me dio tiempo, siempre hay tiempo para todo esquiando, para disfrutar de los Dynastar Speed Zone Ti 16, que esta temporada los he usado poco, todos los días con los Rossignol SKY 7. Un esquí, el Dynastar, que me ha encantado, pese a ser un SL es bastante polivalente y te puede dar grandes días de esquí en pista sin ser demasiado exigentes, por lo que el día te puede durar hasta las 5 de la tarde. Sin embargo, si le pides prestaciones te las van a dar. Desde luego, en mi caso, el límite del esquí está muy por encima del mío, así que me parece un esquí ideal.

Me lo pasé bomba pisteando yo solo, y me saqué alguna foto yo solo. Me encanta la perspectiva que te puede dar la GoPro, en este caso es la imagen tomada de un video, pero aún así la calidad es muy buena, y la foto, cuanto menos, es curiosa. Los esquís son un escándalo, divertidísimos.

Por fin el miércoles era el día marcado en el calendario como el día del esquí familiar, el que más ganas tenía que llegara. Y es que, por muy buenos que sean los demás días de esquí nunca lo son tanto como los buenos días de esquí en familia. Así que a primera hora nos pusimos en marcha y dispuestos a disfrutar tanto como fuera posible.

A primera hora ya estábamos preparados, y dispuestos a hacer decenas de fotos para el álbum familiar. La GoPro 6 es una gran aliada, fácil de usar y con mucha calidad, buena compra.

 

Un placer pasar un rato con Luis, que viene desde Madrid y que siempre pone una nota de alegría, elegancia y educación a nuestros ratos de esquí.

 

A primera hora puedes disfrutar de pistas tranquilas o tranquilísimas.

Llega una edad en la que los años pasan a una velocidad casi descontrolada, no te das cuenta y se ha pasado otra temporada, y otra, y otra… Y lo único bueno de ir creciendo en años es ver cómo lo van haciendo los hijos, y cómo disfrutan los días de esquí. En nuestro caso, hay algunas fotos que vamos repitiendo año tras año, o muchos de ellos, y cuando las comparas es cuando puedes apreciar cómo cambian los niños, cómo mejoran su esquí, cómo crecen y cómo dentro de poco me tendrán siguiendolos en vez de ser ellos los que me sigan a mí.

Siempre lo mejor de la temporada, los días de esquí en familia.

 

Cada vez mejor, pronto tendré que ir detrás.

 

Alguna afortunada lleva prácticamente todo el equipo nuevo…

 

Fotos para el álbum familiar. ¡GoPro toma foto! y te la hace…

 

Aquí está el resultado.

 

Una foto que hemos ido repitiendo a lo largo de los años, ahora con nuevas perspectivas.

También esta foto, o muy parecida la tenemos de otras temporadas.

Fantásticos los Dynastar Speed Zone, divertidísimos, podrán sacar lo mejor de ti y también los podrás llevar tranquilos sin que pesen en tus pies.

Hemos hecho unas inversiones recientemente en seguridad. Creo que vale la pena.

Pablo, en una bonita imagen.

Compartir ratos en las terrazas, además de en las pistas, es un placer en estos días en los que sí se hace presente la primavera. En la imagen con Pablo y Carolina.

De celebración en la montaña, donde tanto disfrutan.

Imagen característica de la GoPro, sacada de un video, ¡qué ganas tengo de volver a esquiar! Este tipo de imágenes dan un poco más de realismo a la velocidad e inclinación, cosa que no siempre sucede.

Tuvimos un magnífico día de esquí, en el que además pudimos compartir ratos con amigos, como suele ocurrir siempre en Semana Santa, así que día perfecto. En principio parecía que iba a ser el último día de esquí de toda la familia junta esta temporada, pero viendo como están las cosas espero que no sea así y tengamos alguno más.

Como pasa muchas veces, en Semana Santa se junta un poco todo. Ganas de esquiar de muchas familias, ratos de amigos, ratos de pruebas de esquís para la temporada próxima, siempre hay un poco de todo, y esta Semana Santa no ha sido una excepción. Grandvalira estaba espectacular y si nunca defrauda en estas fechas, en esta ocasión no solo no lo ha hecho sino que se nos ha ofrecido en todo su esplendor.

Germán Gutiérrez, a lo Batman, probando los Ogso de la próxima temporada, patín de 90, full carbon, fijaciones y botas de travesía… Material ligero que también vuela por la pista.

 

Servidor disfrutando de los Dynastar Speed Zone, diversión asegurada.

 

Otra temporada más disfrutando del esquí en familia.

 

La última bajada del día, prácticamente a las 5 de la tarde. Con los niños no hay que forzar y tienen que disfrutar, así aguantan todo el día y se van a casa con la sensación de querer repetir cuanto antes.

 

Sin ti no sería posible, muchas gracias y ¡que no acabe la temporada!

 

El último día que esquié, el de Jueves Santo, aparecía así la estación, con dos o tres deditos de nieve fresca y buena. ¡Imaginaros cómo estaba! Le primera huella del día no deja lugar a dudas.

 

Bueno queridos amigos, espero que hayáis tenido una Semana Santa muy buena, que hayáis esquiado y que hayáis disfrutado. Todavía quedan muchos días de esquí esta temporada, vamos a sacarles partido, no dejéis de acudir a las estaciones, que estén llenas y que no las puedan cerrar. Nos vemos pronto aquí, en el El blog de Urzaiz en Solo Nieve.