Llega el momento de la verdad, el de decir adiós a todos aquellos compañeros de batallas con los que has compartido algunos de los grandes momentos de la temporada. Porque han sido muchos y muy buenos casi todos, y siempre rodeado de gente que siente este deporte de una manera parecida. Es el momento de la despedida en Masella, la última estación que queda abierta y, por tanto, la última oportunidad que tenemos los esquiadores de la zona de calzarnos los esquís esta temporada.

Pues bien, como ya viene siendo tradicional en los últimos años, unos cuantos enfermos de nieve nos hemos dado cita en Masella para decirnos adiós y desearnos una “pronta recuperación”, en definitiva, para oficializar que en muchos casos no nos volveremos a ver hasta dentro de unos meses. Pero no vayamos a pensar que se trata de cuatro asiduos de la estación. Noooo, hemos tenido desde gente venida desde el Valle Arán hasta a dos lesionados como Víctor o Joan que han subido expresamente desde Barcelona para no perderse esta despedida. O la familia Daffi, que tampoco ha querido faltar a la cita. Esto es afición de verdad. Como la que tienen el entrenador y algunos de mis compañeros de entrenos de masters del CANMC, que también estaban esquiando. No sé, éramos muy pocos en pistas, pero hoy todos los que estábamos éramos forofos de verdad, y eso siempre está bien.

En un día como este, lo de menos es si se esquía mucho, poco, bien o mal, lo importante es poder compartir este momento con tanta gente afín, algunos con mono de calzarse de nuevo sus esquís tras unas semanas en el dique seco.

despedida en Masella

No podía faltar una foto con mis compis de Solo Nieve, Juli Sala y Álvaro Urzaiz

despedida em Masella

Cómo aprietan estos de Nevasport…

Una romería en toda regla, pero la ocasión lo merece. Todo eran buenas caras, a pesar del tiempo que teníamos en algunos momentos

Cabe decir que la estación de Masella ha vuelto a tener una gran sensibilidad hacia este grupo de necesitados de nieve y nos ha cuidado a las mil maravillas. Sí, a pesar de que el tiempo no ha sido el mejor que podíamos tener, creo que hablo en boca de todos los que nos hemos encontrado hoy si digo que ha sido un gran día. Gracias Masella por no sólo entender nuestra locura, sino apoyarnos a tope.

Hemos acabado la jornada con una comida en Coma Oriola para acabar luego fuera tomando unas copas. Gran fin de fiesta.

despedida en Masella

Aquí se respira afición por los cuatro costados

 

Y no podía acabar la fiesta de la despedida en Masella sin el ya clásico sabrer le champagne que tan bien ejecuta nuestro amigo Jordi de Ski The East, el gran inductor de esta jarana que hemos vivido hoy.

 

¡¡Larga vida a las despedidas de Masella!!

Y por suerte, la cosa no acaba aquí. Nos quedan tres días más de ” despedida en Masella “. Nos vemos en pistas 🙂