Esa persona que está ahí cuando subes

Compartir:

Cuando subo en una silla o en un arrastre me gusta saludar al remontero. No sé, quizás lo hace todo el mundo y están hasta el gorro, pero no son transparentes, son personas que trabajan mientras nosotros lo pasamos bien y lo mínimo que podemos hacer es dedicarles un saludo.

Siempre están ahí, haga sol, nieve, frío o calor, intentando hacer lo posible para que los que estamos allí lo pasemos lo mejor posible, pendientes de que todo vaya sobre ruedas y no haya problemas. Y muchas veces con un trabajo bastante monótono pero de cuya eficacia depende que las colas vayan lo mejor posible y, aún más importante, nuestra seguridad al entrar y salir de un remonte.

Por ello, hoy quería escribir unas líneas para reconocer su trabajo y, de paso, invitar a todos los que paséis por su lado a que les saludéis con un “buenos días” y si son de los que os dan la percha u os paran la silla, un “gracias” siempre viene bien. Estoy convencido de que os lo agradecerán.

¡Buena esquiada a todos!

Deja tu comentario

avatar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  Suscríbete  
Notificarme sobre

Sígueme en

Newsletter

Revista Solo Nieve

Catálogo Solo Nieve 2019