Esta temporada he tenido la oportunidad de probar material del año que viene, concretamente los esquis Volkl Deacon 76. En principio, se trata de un esquí polivalente pistero, un tipo de esquí que no suelo usar demasiado, pero ha sido probarlo y no querer deshacerme de él.

Cuando llegó a mis manos y lo miré detenidamente ya pude apreciar que se trataba de algo especial. Sí, un esquí algo más ancho que los que suelo llevar cuando quiero ir a fondo en pista pero con placa bajo la fijación y antivibrador UVO 3D. Vamos, por un momento me dio la sensación de que tenía un auténtico lobo con piel de cordero.  Lo gracioso del tema es que el esquí venía completamente tapado, por lo que no tenía ninguna información más que lo que se intuía.

esquis Volkl Deacon 76 Masella

Todas mis sospechas se confirmaron cuando lo probé. Me vinieron a la cabeza las sensaciones que tenía en mis Racetiger. Vamos, que se trata de un esquí de carreras disfrazado de polivalente, una joya para aquellos que no buscan ponerse en un portillón pero que aprecian las prestaciones que ofrece un buen esquí pensado para correr, que en este caso se mueve como pez en el agua en curvas de radio medio o amplio y con todo tipo de nieve, aunque es en nieve dura cuando marca realmente la diferencia. Es potente pero bastante noble, El modelo que he usado mide 176 cm, tiene un radio de giro de 18.6 m , con una lámina de titanal y montado con la placa Marker WC de 10 mm.

esquis Volkl Deacon 76

En pistas ya muy pisadas y algo irregulares los esquís Volkl Deacon 76 se comportan de maravilla

El Tub Masella esquis Volkl Deacon 76

Pero también han respondido cuando los hemos probado por territorio más salvaje

Yo he tenido la ocasión de probar la versión de patín 76 con placa, pero existe también en patín 74 y en ambos casos con o sin placa. Pude probar un día el 74 y también me gustó mucho, pero me quedo con el tacto que proporciona el radio más amplio de los esquís Volkl Deacon 76.

Y al final me remito a cuánto he usado un esquí para determinar si me gusta o no. En una temporada como esta, en la que hemos disfrutado de nieve abundante y quizás más proclive a usar esquís de fuera pista, he usado los Deacon muchas veces. Y este dato confirma que es un esquí que me ha gustado mucho.

esquis Volkl Deacon 76

Un detalle que no debería ser importante pero al final lo acaba siendo es el diseño. Y hay que decir que los esquís Volkl Deacon 76 tienen unos colores vivos pero a la vez son muy sobrios, por lo que el resultado final entra por los ojos, me parecen muy bonitos.

En resumen, el Volkl Deacon 76 se trata de un esqui de muy altas prestaciones en pista pero que al llevar un patín algo más ancho, se convierte en un esquí más polivalente, que permite esquiar con más comodidad cuando la nieve no está perfectamente pisada, con las nieves cambiantes que tenemos en primavera,… Un esquí que hará las delicias de los buenos esquiadores que se mueven principalmente en terreno pisado.

esquis Volkl Deacon 76 Masella

Cada día me cruzo con esquís polivalentes que me gustan más, porque si buscamos un esquí único para todo, al final hay que ir a parar a un esquí de estos y la experiencia es un grado y muchas veces nos dice que hay que buscar esquís más racionales.