La paciencia….

Compartir:

Hay días que empiezan mal. Las condiciones son funestas, no se ve nada,… Vamos, que esquiamos porque somos grandes aficionados. Pero sino, igual nos quedaríamos en casa, porque esquiar con niebla es pesado y algunos incluso se marean. A veces creo que cuando las cosas están así y el sentido común te dice que no esquíes, lo mejor es esperar. No esquiar es una opción que no se contempla, pero no es malo esperar. Aunque para muchos de nosotros, esquiar y paciencia son dos conceptos antagónicos porque queremos ser los primeros en llegar para empezar a esquiar y aprovechar al máximo.

Pero esquiar en condiciones pésimas hará que nos cansemos al cabo de poco rato y quizás nos vayamos a casa. Porque nos gusta esquiar, pero hacerlo a ciegas es otra cosa. Y la experiencia nos dice que, a veces, el día mejora y nos da esos regalos inesperados que hacen que esa jornada infernal se convierta en un gran día de esquí.

Este fin de semana hemos vivido uno de esos días. Una niebla espesa cubría la estación de Masella y tras un par de bajadas decidimos que era el momento de hacer una parada. Llegaban mensajes de colegas que abandonaban la jornada de esquí. Pero nosotros nos cobijamos en Cap del Bosc esperando un mejor momento para seguir esquiando.

esquiar con niebla
Detrás hay una pista, aunque parezca que estemos en Mordor

 

Tras un rato esperando, decidimos que era el momento de volver a intentarlo. Pues bien, la suerte se nos puso de cara y durante un buen rato tuvimos una visibilidad perfecta. Aprovechamos para hacer unas cuantas por la Tosa, que estaba de cine. Parece mentira cómo cambian las cosas cuando se ve por dónde vas.

Subiendo ya fue mejorando la cosa. Y al llegar arriba…

Masella Tosa

 

Esa nieve que no éramos capaces de encontrar cuando tocaba esquiar con niebla, estaba allí, perfecta. Jardí Alpí fue un regalo que lo cambió todo ese día.

Días como estos dan que pensar. Tanta prisa por subir a veces no es buena. Mejor esperar a que llegue el momento. Porque, al menos aquí, el sol siempre acaba triunfando. Es cuestión de paciencia.

A ver si viene un poco de frío, que este otoño se está haciendo muy largo. Aunque, con siete días de esquí en los pies, siempre es muchísimo más llevadero.

2
Deja tu comentario

avatar
2 Hilos de comentarios
0 Hilos de respuestas
0 Seguidores
 
Comentario con más reacciones
Hilo de comentario más candente
2 Autores de los comentarios
FerranFÁlvaro Urzaiz Autores de comentarios recientes

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  Suscríbete  
más nuevos más antiguos más votados
Notificarme sobre
Álvaro Urzaiz
Member

Días de esquiadores. A lo largo del invierno hay unos cuantos y, sí, la paciencia es una gran virtud.

FerranF
Member
FerranF

Éstos días son para los valientes 😉

Sígueme en

Newsletter

Revista Solo Nieve

Catálogo Solo Nieve 2019