La espera ha valido la pena. Ya tenemos aquí el verano, con esa mítica noche de San Juan que es la más corta del año y que marca un punto de inflexión para los que contamos los días que quedan para volvernos a calzar los esquís.  Hasta hoy, cada día que pasaba nos alejaba del invierno, pero desde hoy la cosa ya cambia, ya que cada día será más corto y poco a poco nos iremos acercando a ese momento mágico en el que se empieza a ver el final del túnel.

El túnel es largo, pero ya queda menos de medio año. Y si has llegado hasta aquí más o menos sin darte cuenta, a partir de ahora todo irá mucho más rápido, así que aprovecha las bondades del verano e intenta desconectar un poco, que ya habrá tiempo de volver a pensar en material, nieve,… Yo, por si acaso, pongo una neurona blanca más en alerta pero seguimos descansando y poniendo el cuerpo a punto para afrontar una nueva temporada. Hay tiempo y, sobretodo, muchas ganas.

¡Feliz verano a todos! Pero no olvidéis que aquí seguiremos colgando cosas, seguramente todas las semanas. ¿Porque somos esquiadores 365 días al año, no?