Hay días en los que se alinean los astros y dan como resultado jornadas de esquí mágicas. Este fin de semana hemos tenido uno de esos días, en los que en la coctelera se han juntado cantidad de nieve nueva y buen tiempo, dando como resultado el que ha sido posiblemente el mejor día de la temporada en Masella.

Sí, pones más de medio metro recién caído y no hace falta añadir mucho más al menú para convertir el día en uno de esos que justifican la pasión que sentimos por este deporte. Hoy hemos podido decir eso que tanto nos gusta: It’s a powder day! pero es que además, ¡ha hecho buen tiempo! Ayer muchos ya trillaron las zonas bajas, pero hoy era el día de darle a las zonas más altas, que se abrían por primera vez tras la mega nevada.

Subiendo a pistas ya tenías una idea de lo que ibas a encontrar

La primera decisión que hay que tomar cuando te enfrentas a una gran jornada como esta es la anchura de los esquís. Cuando me encuentro frente a uno de estos días me doy cuenta de que me faltan esquís. Sí, tengo de todo menos unos super anchos, que para un día como el de hoy hubieran sido perfectos.  Pero los Legend X88 son un buen sustituto que se defienden decentemente con mucha nieve y acaban yendo muy bien cuando ya está todo trillado.

 

Con muchas palas todavía por estrenar

 

Con días así, cuesta quitarse la sonrisa

 

El Pou de la Neu, impresionante. Pero bueno, ¿hay alguna zona que no esté impresionante?

 

Uno esquía para encontrar días como estos

En días así no hace falta complicarse la vida. Puedes encontrar powder en la zona abierta de la estación

 

Y como sobran las palabras, ahí va un poco de resumen en imágenes. No lo dudéis y venid a esquiar porque esto está de auténtico escándalo: