Probando los esquís Völkl del 2019 en Astún y Candanchú