Boí Taüll prevé finalizar el año colgando el cartel de “completo”

La estación de esquí y montaña leridana de Boí Taüll, la más alta de los Pirineos, encara el cierre del año con unas previsiones de ocupación en torno al 80% entre Nochebuena y el día 9 de enero, alcanzando la ocupación plena en fin de año. En parte, estas cifras serán posible gracias a las excelentes condiciones de nieve, que se mantienen desde el inicio de temporada. Concretamente, está previsto que los visitantes de Boí Taüll disfruten de un espesor de nieve situado entre los 30 y los 150 centímetros; esto permitirá una asistencia media de 2.500 personas al día.

Asimismo, los responsables de la estación estiman que la máxima afluencia de esquiadores esté repartida en dos periodos: entre el 27 y el 30 de diciembre y entre los días 2 y 4 de enero. Se calcula que en torno al 90% de los visitantes provengan del interior peninsular, el 6%, de Francia y, el resto, de países próximos como Portugal y Holanda.

Como novedad, mañana viernes se llevará a cabo una prueba de carga para confirmar el correcto funcionamiento del acceso a Puig Falcó, la cota más alta de la estación (2.751 metros) y que, hasta ahora, permanece cerrada. Los responsables de Boí Taüll estiman que, de superar esta prueba, el acceso esté operativo el sábado día 24, víspera de Navidad.

Un extenso programa de animación dará la bienvenida al año

Durante el periodo navideño, los usuarios podrán disfrutar de un gran número de actividades que tendrán lugar tanto en el resort como en la propia estación y que comenzarán con la llegada de Papá Noel el día de Nochebuena. Para despedir el año, los visitantes podrán participar en una intensa jornada que se extenderá desde primera hora del día 31 hasta el amanecer. La Boí Taull Party, que incluirá actividades musicales y colectivas (como un futbolín humano o un desafío mannequin), culminará con una fiesta de fin de año en el Centro Social.

Para dar la bienvenida al 2017 y hasta el día 5, la estación y el resort acogerán, entre otras actividades de animación, una chocolatada, una bajada de antorchas y una carpa con DJ. Finalmente, los Reyes Magos acudirán a Boí Taull para una entrega de regalos, que cerrará la programación navideña.

En palabras de Xavier González, Director General de Boí Taüll, “estamos muy ilusionados con las previsiones de cierre de año, máxime cuando partíamos de un precedente tan exitoso como la jornada de puertas abiertas, que atrajo en un solo día a más de 1.000 esquiadores a Boí Taüll y dio el pistoletazo de salida a la temporada de invierno. Asimismo, queremos dar las gracias a aquellos que han apostado por nosotros para celebrar el Año Nuevo, y que harán posible que rondemos una plena ocupación”.

« « % | % » »
¿Te apuntas al Newsletter?

¿Te apuntas al Newsletter?

 

¡Gracias por suscribirte!

Pin It on Pinterest