La estación de esquí leridana de Boí Taüll Resort, la más alta de los Pirineos con 45 kilómetros de pistas esquiables, comenzará con normalidad la temporada de invierno el Puente de la Constitución, la primera del Pirineo en abrir, después de confirmarse la inversión de la Generalitat de Catalunya a través de Avançsa, que permitirá continuar con la hoja de ruta y el plan de viabilidad previsto, así como garantizar que la estación siga siendo el motor económico de la Vall de Boí, dado que supone el 75% del PIB anual de la comarca.

Una inauguración histórica
Boí Taüll Resort inaugurará la temporada de invierno este Puente de la Constitución, que durará hasta el 6 de abril de 2015, último día de las vacaciones de Semana Santa. Será la primera vez que el complejo abra durante el mes de noviembre, demostrado el compromiso de la estación con los amantes de la nieve y con el desarrollo de la comarca. Los responsables esperan vender hasta 127.000 forfaits esta temporada, aumentar considerablemente la ocupación media y abrir, si las condiciones climáticas lo permiten, hasta un total de 116 días. La pasada temporada invernal (2013-2014) se alcanzaron los 102.456 forfaits vendidos, que supone un crecimiento de más del 20% de ventas respecto al año anterior (2012-2013).

Enfoque en escolares nacionales e internacionales para el empleo entre semana
En cuanto al perfil de los clientes, los responsables buscan atraer tanto a familias y gente joven (escolares y adultos) como a empresas, a través de eventos. Se pretende llegar a los 10.000 escolares para favorecer tanto la ocupación del resort como de la estación de esquí entre semana. Por primera vez, el complejo recibirá grupos escolares de Inglaterra, ampliado así el ámbito de negocio habitual. En este sentido la previsión es optimista, ya que la temporada pasada hubo un crecimiento del segmento escolar considerable (especialmente en grupos francesas).
Además, Boí Taüll Resort quiere también consolidarse como un destino de referencia de montaña. La extraordinaria ubicación del complejo, rodeado de picos que superan los 3.000 metros de altitud, en el borde del Parque Nacional de Aigüestortes y con una amplia red de senderos balizadas, permite realizar todo tipo de actividades de montaña. También quiere posicionarse como un lugar único para el turismo familiar. En este sentido, el complejo recibirá la Certificación de Destino de Turismo Familiar de sus hoteles, restaurantes y estación de esquí otorgada por la Generalidad de Catalunya.

Como principales novedades para este año, destacan las nuevas zonas de Freeride, la ampliación de la pista Junior así como las de trineo, además de las nuevas actividades coordinadas por la nueva oficina de actividades situada en el Resort. Esta ofrecerá actividades complementarias al esquí, como la escalada de hielo, excursiones con raquetas de nieve, etc. En este sentido Boí Taüll da respuesta a las nuevas tendencias con una nueva oferta de alto nivel y la garantía de un equipo de profesionales titulados y expertos en cada disciplina.

Eventos deportivos, culturales y sociales en la estación
El complejo tiene previsto acoger una serie de eventos deportivos, culturales y sociales con el fin de incrementar sus visitantes. Entre ellos destacan el Esquiada Flash FM los días 19, 20 y 21 de diciembre y el Esquiada de Los 40 Principales de los días 16, 17 y 18 de enero. Además de eventos ya tradicionales, como la Llegada de Papá Noel el 24 de diciembre y la Bajada de Antorchas del 28, así como la Llegada de los Reyes del 6 de enero