¿Cómo enamorar a un esquiador?
PUBLICIDAD Billboard

¿Cómo enamorar a un esquiador?

Queridos amigos, el 14 de febrero ya está aquí y es muy posible que quieras enamorar a tu esquiador o esquiadora preferida. Aquí te propongo unos regalos que pueden ayudarte en tu cometido. Da igual que él o ella todavía no sepa que te gusta, que llevéis un tiempo saliendo, que estéis felizmente casados o viviendo en pareja o, mejor todavía, que llevéis ya muchísimo tiempo juntos. Siempre es agradable que se acuerden de ti y te regalen algo. Sobre todo si es algo que te sirve para disfrutar más todavía de tu afición favorita. Te lo digo ya, el más importante es el número 12.

PUBLICIDAD Content_1

1.- Un «soft neck», «buf» o braga para el cuello.

Una prenda muy útil en los días de frío o ventisca, fácil de llevar en un bolsillo y cómoda de poner, te puede salvar la mañana de esquí, es económica y práctica. Además las hay muy muy bonitas. En este caso he elegido dos de la colección de NWPD, siempre dando color y moda a los accesorios de esquí. El precio es de 16,50 euros.

 

Un regalo económico y con el que vas a quedar fenomenal, sobre todo cada vez que sienta frío en el cuello y se lo ponga.

2.- Unos buenos calcetines.

Pieza fundamental en la indumentaria de todo esquiador, da igual el nivel que tengas, el calcetín tiene que ser bueno. En esta ocasión te propongo unos calcetines técnicos de ORTOVOX, con un 38% de lana merino virgen y algo de compresión, con un ajuste óptimo y calentitos, especialmente recomendados para los días que hace más frío. Precio aproximado 44,90 €. Hay modelo de chico y de chica. Yo los uso y me van muy bien.

Tienen pie izquierdo y derecho y los colores son distintos para cada pie. Me encantan.

3.- Unas plantillas personalizadas.

Sea tu pareja chico o chica seguro que quieres que esquíe con comodidad y precisión. Nada mejor para los pies. Esta semana hablaba de ello en un artículo (aquí lo puedes leer). Tienes que hacerlo en una tienda que esté especializada (no en cualquiera) y el precio oscilará entre los 50 y los 115 euros.

PUBLICIDAD Content_2

 

Nada mejor para los pies de cualquier esquiador.

4.- Una buena camiseta.

A veces olvidamos que la primera capa puede ser (yo así lo creo) la más importante para la práctica del esquí. La lana merino lleva unos años posicionándose poco a poco como ropa altamente técnica y confortable. Aquí os muestro unos modelos de chico y de chica de la marca ORTOVOX, podéis ir a juego, que siempre da un toque romántico, lo que es seguro es que iréis calentitos y secos. El precio oscila entre los 85 y los 95 euros.

 

Modelos de chico y de chica. En casa las usamos tanto mi mujer y mi hija como yo. 100% lana merino virgen.

 

PUBLICIDAD Content_3

5.- Conjunto de casco y máscara.

Indispensable para la práctica del esquí, el casco se ha convertido en un elemento más del atuendo de cada esquiador, y cómo no, tratamos de ir conjuntados, no solo en cuanto a la estética, también interesa que el conjunto casco-máscara quede bien adaptado, tanto a nuestra cabeza como ellos entre sí.

PUBLICIDAD Mobile_Pos5

 

Podéis ir conjuntados no solo casco y máscara sino también entre vosotros. El precio es de 129,99 euros para el modelo de chica (el de la izquierda) y de 159,99 para el de chico.

 

6.- Masaje / Spa.

Después de una jornada esquiando, qué mejor que un buen masaje o un par de horas de relajación en un buen «spa». Sin duda agradecido por todos, da igual tu nivel de esquí, tu edad, tu sexo o cualquier otra circunstancia, un buen rato de relajación siempre se agradece.

PUBLICIDAD Content_4

 

7.- Cena romántica.

Sin duda, después de un buen día de esquí, una cena romántica puede hacer las delicias de tu pareja. Mi consejo es que sea temprano y que los postres sean ligeros para después poder darlo todo… al día siguiente esquiando quiero decir. 😉

 

8.- El jersey de moda.

Este jersey es el mismo que utilizó el equipo noruego de esquí en las olimpiadas celebradas en Cortina en 1956. Es unisex  y está fabricado íntegramente en Noruega con lana 100% noruega. El Dale of Norway Cortina.

PUBLICIDAD Mobile_Pos8

Nunca ha dejado de estar de moda, pero este invierno está arrasando y más de moda que se va a poner todavía porque es precioso y digno de un buen esquiador o esquiadora. Se lleva mucho en pareja y puede ser el regalo bomba del invierno. Dale of Norway, desde siempre y para siempre. Este modelo cuesta 200 euros.

Dale of Norway, un clásico que no te puede faltar. Glamur en estado puro.

9.- Un curso de freeride.

No lo dudes, si quieres sorprender a tu pareja apúntala a un curso de freeride. Sin duda va a ser una gran experiencia en la que vais a esquiar con un guía, vas a poder disponer de material específico si no lo tienes, vas a aprender seguridad,… Es un regalazo, y no es caro: 94 euros por persona.

10.- Una mañana de heliesquí.

Si tu pareja es un buen esquiador o esquiadora y quiere vivir una experiencia única no lo pienses más: regálale heliesquí, no te olvidará nunca. Lo puedes practicar en el Valle de Arán desde 320 euros por persona con la compañía Pyrenees Heliski.

 

Una experiencia que no olvidaré nunca y que repetiré en cuanto pueda.

11.- Un par de esquís.

El regalo estrella para un esquiador es un buen par de esquís. Pocas cosas pueden gustarnos más y estrenaremos con más ilusión. ¿De verdad lo quieres? ¿Seguro que la amas? No lo dudes, si se los regalas te lo agradecerá siempre. Elige en función de su nivel de esquí y sus características físicas además de los gustos de esquí si es que ya tiene un buen nivel.

12.- El mejor regalo.

Aunque, sin duda, el mejor regalo que se le puede hacer a cualquier esquiador o esquiadora es un halago. Da igual el nivel en el que estés o en el que esté tu pareja. Si tú le dices un «qué bien esquías cariño» será imposible que no se enamore de ti, o que no se enamore todavía más de lo que lo está. No he conocido a ningún esquiador o esquiadora que no sonría al recibir un «qué bien que esquías«, «cómo has mejorado«, «qué buena técnica tienes» o «cómo me gustaría esquiar como tú«. Y, en el caso de que todavía estéis aprendiendo nada como un «qué fácil lo coges cariño, siempre se te ha dado muy bien el deporte«.

 

No lo olvides, es posible que el día de San Valentín, el día de los enamorados, sea para ti un día de tan poca importancia como lo es para mí, pero siempre que regales algo de esquí a un esquiador lo estarás haciendo feliz, y eso es tan válido para el 14 de febrero como para cualquier día del año. Y no te olvides nunca de alabar su manera de esquiar. Si quieres a tu pareja hazla feliz, piropéala y regálale esquí. 

 

Te recomendamos

Titan Desert 2022
Etape Spain

8 comentarios en «¿Cómo enamorar a un esquiador?»

  1. Pues se está pasando el día y no he tenido ningún regalo, y mira que me hubiera conformado con cualquiera. Sobre todo con un buen par de esquís nuevos.

    Responder
    • Pues muy bien elegido. Y sí, tienes razón, podíamos haber añadido un hotel con encanto. Muchas gracias por la apreciación, la tendré en cuenta para otra vez.

      Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.