El corredor de alpino de la RFEDI Paul de la Cuesta ha disputado en Lake Louise (Canadá) las primeras pruebas de descenso (DH) y supergigante (SG) de Copa del Mundo de la temporada. La próxima cita es la Copa del Mundo que se disputará en Beaver Creek, Estados Unidos, los días 5 y 6 de diciembre.

A pesar del temporal de nieve que complicó los entrenamientos previos, la meteorología al final jugó a favor y pudo disputarse la prueba de Copa del Mundo de DH del sábado 29. De la Cuesta obtuvo la 51ª posición. Las valoraciones del de San Sebastián fueron buenas, “a pesar de estar lejos de mis objetivos me voy satisfecho en esta primera carrera”.

Paul explicó que el trazado no tenia demasiada dificultad y añadió “la primera parte de la bajada la hice muy bien, muy suelto de piernas y dejando correr. No he cometido ningún error, algo muy positivo que demuestra el buen trabajo realizado durante la pretemporada. En la parte final, ha sido donde he perdido esas pocas décimas que me hubieran hecho estar entre los 30 primeros”.

El oro del primer día se lo llevó el noruego Kjetil Jansrud, el canadiense Manuel Osborne-Paradis quedó segundo y el francés Guillero Fayed, tercero. El SG del domingo fue también muy disputado, De la Cuesta finalizó el 53º. Jansrud volvió a subir a lo más alto del podio, seguido de Matthias Mayer (Austria) en segundo lugar y el tercer peldaño lo ocupó Dominik Paris (Italia).

Ahora Paul de la Cuesta se dirigirá hacia Beaver Creek, donde le esperan un DH y un SG los días 5 y 6 de diciembre.