Por primera vez, el Pirineo y Grandvalira serán el escenario de unos campeonatos del mundo del kilómetro lanzado. La Federación Internacional de Esquí (FIS) ha premiado la estación andorrana con la organización de los próximos mundiales de esta especialidad, tras haber acogido pruebas del circuito de la Copa del Mundo en los tres últimos inviernos.

La prueba se disputará en la pista Riberal de Grau Roig y presentará una novedad muy importante, que podría marcar tendencia en los próximos años. A la salida se montará un trampolín de unos 10 metros, que ya ha autorizado la FIS, como de rampa de lanzamiento con el objetivo de dar un plus de velocidad a los esquiadores, lo que les ha de permitir alcanzar los 200 km / h. El Mundial se celebrará del 28 de febrero al 1 de marzo y seguidamente, los días 2 y 3 de marzo se disputarán dos pruebas del circuito de la Copa del Mundo.

La gran estrella de la competición será el italiano Simone Origone, actual “recordman” del kilómetro lanzado con 252,4 por km / h. En cuanto a las féminas la sueca Sanna Tidstrand es la actual poseedora del record mundial de velocidad con esquís con una velocidad de 242.590 km/h . Es la mujer más rápida sin motor y el record lo estableció en el año 2006.

Más información: www.grandvalira.com