10 destinos donde seguramente no irías a esquiar
PUBLICIDAD Billboard

10 destinos donde seguramente no irías a esquiar

Seguro que hay destinos que no visitarías nunca porque ni sabes que se puede esquiar o simplemente, porque antes de ir allí elegirías otro destino. Pero en cambio, si por motivos profesionales o de otro tipo tienes que estar en esa zona, vale siempre la pena dejarse caer por esa estación por la que nadie da un duro fuera de su entorno. Este tipo de viajes siempre traen sorpresas agradables.

PUBLICIDAD Content_1

Os dejo una primera lista de algunos destinos de esquí diferentes que seguro no dejaría de visitar si tuviera que estar allí unos días pero que, en cambio, no tengo en mi lista de destinos de esquí:

 

1.Cairngorm, Escocia

El esquí en Escocia se practica en cuatro estaciones. Son de dimensiones pequeñas para lo que estamos acostumbrados en Europa.

PUBLICIDAD Content_2

CairnGorm Mountain es la estación de esquí más popular, y más alta, del bello Parque Nacional de Cairngorms. Este lugar te permite disfrutar de vistas extraordinarias del parque nacional mientras bajas por pistas de todo tipo. Sube hasta el pico de la montaña en el único funicular de Escocia. Opera durante todo el año y permite contemplar el espectacular paisaje de las Highlands.

Pero como nos recuerda el sitio web del Parque Nacional, los Cairngorms no son un entorno alpino sino «la zona más grande de paisaje ártico montañoso en las Islas Británicas». En un día de invierno difícil, ártico no es una palabra exagerada. Si ponen los remontes «en espera» es por una razón.

 

2.Dizin, Irán

PUBLICIDAD Content_3

Dizin es una estación de esquí situada al norte de Teherán, en la cordillera de Alborz, en la región de Gajereh, y está a solo 71 km al norte de Teherán, Irán.

PUBLICIDAD Mobile_Pos5

El remonte más alto alcanza los 3.600 m, por lo que es una de las estaciones de esquí más altas del mundo.

La temporada de esquí en Dizin dura más que las estaciones de esquí europeas (de diciembre a mayo) debido a su gran altitud.

El aire también es más seco, por lo que se disfruta de un gran powde. La gran cantidad de días soleados lo convierte en un lugar excelente para las vacaciones de esquí.

PUBLICIDAD Content_4

 

3. Riksgränsen, Suecia

 

A principios de 1900, la aldea Riksgränsen fue despoblada porque la cantidad de nieve era simplemente incontrolable. Lo que entonces se consideraba como un problema se ha convertido hoy en día en uno los principales activos de la zona y la razón por la cual miles de aficionados a los deportes de invierno de todo el mundo acuden a este lugar. Según dicen ellos, en un buen día, ninguna otra estación de esquí en Suecia puede igualar el esquí en Riksgränsen.

Gran parte del esquí se realiza fuera de pista, pero también hay un montón de grandes pistas. Los esquiadores más atrevidos encontrarán muchos desafíos, como «Uffes vägg», «Rimfors» y, por supuesto, Nordalsfjäll, donde todos los años se celebran los Scandinavian Big Mountain Championships durante el mes de mayo.

 

PUBLICIDAD Mobile_Pos8

4. Shymbulak, Kazakhstan

Este destino formaba parte del programa de Almaty, finalista como sede de los JJOO de invierno de 2022. La ciudad de Almaty se encuentra a sólo 25 km de la estación.

Tiene ocho remontes y un desnivel de casi 1000 m, llegando a esquiar a más de 3000 m de altura. En esta antigua estación que fue sede de entrenamiento olímpico durante el periodo soviético, seguro que no tienes que hacer colas y aunque el après ski del resort no existe, está a solo 25 minutos del centro de Almaty, donde puede disfrutar de los ostentosos clubes nocturnos de la antigua capital de Kazajstán. Eso es, en pocas palabras, la razón por la cual esquiar en Shymbulak, en las montañas del sur de Kazajstán es una propuesta tan especial.

 

5. Masikryong, North Korea

Esquiar en la Corea del Norte de Kim Jong-un es la propuesta que plantea la estación de Masikryong, que se encuentra a 200 km de Pyongyang. Construido en un tiempo récord, presenta 10 pistas y un desnivel de unos 600 m. Aquí encontrarás una antigua silla que había pertenecido a la estación austríaca de Ischgl.

 

6. Tiffindel, Sudáfrica

 

Tiffindell Ski Resort es una estación alpina que funciona todo el año, la única estación de esquí en Sudáfrica y una de las dos estaciones de esquí en el sur de África. Establecida en 1993 en el sur de Drakensberg, Tiffindell tiene la Either One en el sorprendente puesto número 19 en «Las 100 mejores pistas de esquí del mundo» de la CNN. Aquí también se celebra la única carrera FIS de África.

 

7. Mt. Hermon, Israel

Mount Hermon se encuentra en una de las fronteras más famosas y turbulentas del mundo. A un lado de la montaña está Israel, y al otro lado están Siria y el Líbano. Israel tomó la ladera sur, los Altos del Golán, durante la Guerra de los Seis Días, en 1967. Siria la recuperó el 6 de octubre de 1973, el primer día de la Guerra de Yom Kippur. Israel lo recuperó dos semanas después y lo retiene desde entonces.

Mount Hermon alcanza los 2812 m y la estación está en los Altos del Golán, pero la cima de la montaña no está en Israel, sino en la frontera entre el Líbano y Siria.  Mientras conduces para llegar al destino a través de los Altos del Golán, se pasan campos de minas bloqueados. La montaña se llama Ojos de la Nación por la vista que da de Siria. El ejército de Israel mantienen un puesto de observación allí, patrullado por la Unidad Alpina. La base militar es visible desde el área de esquí, y ciertas secciones de la montaña están restringidas al uso del ejército. El esquí en Hermon ofrece un vínculo inusual con la tradición judeocristiana. En la Biblia se le conoce como Ba’al Hermon, Sion, Sirion y Senir. Los evangelios dicen que Caesarea Philippi se encuentra en su base, y también se cree que la montaña es el sitio de la Transfiguración.

Pero no pienses que con semejante panorama se trata de un lugar desierto. Esta zona la visitan miles de personas a diario.

 

8. Oukaïmeden, Marruecos

Con una cota máxima de más 3200 m, esta área de esquí marroquí se encuentra a 80 km de Marrakesh, en las montañas del Atlas. Aunque la estación recibe nevadas marginales, sus dos remontes nos acercan a una de las zonas esquiables más bonitas y curiosas del mundo.

No esperes encontrar nieve bien pisada como en cualquier estación europea. Es posible que te cruces con vendedores ambulantes en medio de la pista ofreciéndote sus mercancías; incluso tendrás que ‘pelearte’ con los lugareños por coger el telesilla que te lleva a las alturas o alquilar un burro para subir hasta la cima. Eso es Oukaïmeden, Lo amarás o lo odiarás, pero lo recordarás toda la vida.

 

9. Mzaar, Líbano

Mzaar ski resort es seguramente la estación de esquí más grande de Oriente Medio. El complejo cuenta con 42 pistas y 80 kilómetros de pistas de esquí. La base se encuentra a 1850 m y llega hasta los 2465 m, donde se puede disfrutar de las impresionantes vistas sobre el valle de Bekaa, el Monte Hermon, comentado un poco más arriba y otros picos como Laqlouq y los Cedros. Las ciudades costeras e incluso Beirut, la capital, se pueden ver en un día claro. Cuando no esquías puedes visitar el impresionante puente natural de Kfardebian de 30 metros formado por la erosión del viento y el agua, y también las ruinas de un templo fenicio y una torre romana.

 

10. Poiana Brasov, Rumanía

Situada en un entorno espectacular, en los Cárpatos, esta pequeña estación, la más popular del país, cuenta con todo lo necesario para pasar unos agradables días de esquí. Durante los fines de semana se llena demasiado de locales con ganas de esquiar, pero entre semana está algo más tranquilo. La base se encuentra a poco más de 1000 metros y la cima alcanza los 1700 m. Buenas instalaciones, increíbles vistas y muchas alternativas al esquí hacen de Poiana Brasov una opción muy interesante.

 

Y hasta aquí esta primera lista de destinos de esquí diferentes. ¿Te animas?

Te recomendamos

Titan Desert 2022
Etape Spain

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.