El esquí ayuda a reducir el riesgo de sufrir ansiedad
PUBLICIDAD Billboard

El esquí mejora nuestro bienestar y ayuda a reducir el riesgo de sufrir ansiedad

Sabíamos que esquiar es bueno, ¿para qué nos lo iba a pedir el cuerpo si no fuese así? Pero resulta que sus beneficios aún van más allá de lo que imaginábamos, ¡y está probado!

PUBLICIDAD Content_1

Un estudio publicado en Frontiers in Psychiatry revela que los esquiadores tienen una tasa de mortalidad más baja y un 60% menos de probabilidades de sufrir ansiedad, en comparación con las personas que no esquían.

ProyectoKL-SoloNieve-Vars_8
De izquierda a derecha: Ricardo, Juanki y Miriam

De hecho, la actividad física en general ayuda a reducir el estrés porque, según palabras de James Maddux, profesor del departamento de psicología de la Universidad George Mason, “puede ser una gran distracción mental”.

Pero es él mismo quien explica que la gran diferencia entre el esquí y otras actividades deportivas radica en el entorno natural en el que se practica, que “mejora nuestra sensación de bienestar”. Ese entorno, junto con la distracción que proporciona y la satisfacción de hacer ejercicio ayuda a equilibrar la mente.

Y según explica, los beneficios del ejercicio van más allá pues, además de mejorar la autoestima, aumentar la confianza y disminuir la timidez, resulta que también nos ayuda a mejorar la capacidad de aprendizaje y memoria.

PUBLICIDAD Content_2

Los problemas de salud mental, un mal demasiado generalizado

Según datos de la confederación Salud Mental España, 1 de cada 4 personas sufrirá un trastorno mental a lo largo de su vida y alrededor de 450 millones de personas se ven afectadas por algún problema de salud mental. En España, el 6,7% de la población sufre algún tipo de ansiedad.

Freeride-moments-Simon
Fotografía: Simon

Un estudio que revela diferencias entre hombres y mujeres

En esta ocasión, no hablamos de resultados basados en una pequeña muestra, sino que los autores del estudio llevaron a cabo su investigación comparando datos de cerca de 400.000 personas a lo largo de 21 años.

La muestra la formaron, más exactamente, 197.685 suecos y suecas que participaron en la Vasaloppet -carrera de esquí de fondo de larga distancia (90 km)-, y 197.684 adultos que no eran esquiadores pero estaban en un estado de salud similar.

Analizando los resultados, concluyeron que los esquiadores no solo tenían una tasa de mortalidad más baja sino que, además, tenían un 60% menos de riesgo de sufrir ansiedad.

PUBLICIDAD Content_3

No ocurre lo mismo en el caso de las mujeres. El estudio desveló que las esquiadoras de alto rendimiento tienen casi el doble de riesgo de sufrir ansiedad que las esquiadoras medias.

PUBLICIDAD Mobile_Pos5
Lindsey Vonn – AUDI FIS ALPINE SKI WORLD CUP 2015

Una particularidad que no se observó en el caso de los hombres, donde las estadísticas no mostraban diferencias relevantes según el rendimiento.

Pese a ello, en comparación con otras mujeres menos activas físicamente (de alto rendimiento, o no) el riesgo sigue siendo significativamente menor.

¿Pero qué hace que ese riesgo de sufrir estrés sea más pronunciado entre las esquiadoras de “élite”? Según Science Direct, las mujeres sufrimos mayor estrés y agotamiento después del ejercicio y también influye una mayor preocupación por la apariencia y los niveles de esfuerzo.

PUBLICIDAD Content_4

Podemos comprender que nuestra naturaleza nos deje con menos energía dependiendo del ciclo fisiológico en el que nos encontremos, y que eso pueda afectar a nuestros entrenos, rendimiento y también al nivel de estrés.

Pero que todavía sintamos más presión por nuestra apariencia, que sigamos sintiendo que tenemos que dar un 1000%, eso sí es algo por lo que tenemos que seguir luchando para cambiar.

Fotografía usada para la portada de Txema Trull

Te recomendamos

Titan Desert 2022
Etape Spain

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.