Elegir adecuadamente la equipación para nuestra ruta de senderismo
PUBLICIDAD Billboard

Consejos de equipamiento para la práctica de senderismo

Teniendo la montaña como nuestro campo base, una ruta de senderismo puede llevarnos a lugares muy diversos, por terrenos de dificultades variadas y, por supuesto, nuestro plan puede limitarse a una rápida escapada de un par de horas o de uno o incluso varios días.

PUBLICIDAD Content_1

Cualquiera que sea nuestra opción, hay ciertas previsiones y equipamiento que siempre debemos tener en cuenta. Y justo de eso vamos a hablar hoy, de cómo prepararnos adecuadamente y qué debemos llevar cuando practicamos senderismo.

Tener las ideas claras

Es una de las máximas que mencionamos en multitud de ocasiones, ya sea para afrontar las primeras ascensiones, para esquiar el backcountry y seguro que en multitud de otras ocasiones.

senderismo bosque
Fotografía: Sven Lachmann

En este caso, saber dónde queremos ir para conocer las características de la ruta y así poder determinar con antelación el tiempo que nos llevará, cuántos kilómetros haremos, el desnivel positivo o la dificultad técnica del trayecto, entre otro detalles, nos será de gran ayuda. Además, por supuesto, de que también nos permitirá consultar las condiciones meteorológicas, algo fundamental.

Saber todo esto, además de ser una cuestión de seguridad (también hay que informar de a dónde vamos), también nos ayudará a elegir nuestra equipación con mayor precisión.

PUBLICIDAD Content_2

En este artículo nos centramos en rutas de senderismo, por caminos marcados y de relativamente poca dificultad técnica, y no entraremos en escapadas que combinen escalada, zonas técnicas de rocas, esquí…

Equipación básica para senderismo

Adaptar la ropa a las condiciones

Senderismo-everest
Foto: Devraj Bajgain

Como decíamos, tenemos que adaptar nuestra indumentaria a las condiciones meteorológicas, al clima de la zona donde vayamos a practicar senderismo y a la época del año . Como decíamos,  siempre es muy importante consultar las previsiones.

Aun así, en la montaña el tiempo puede cambiar en un abrir y cerrar de ojos. Por eso, aconsejamos llevar siempre al menos una chaqueta fina y cómoda que nos proteja del frío, el viento y la lluvia aunque se espere buen tiempo y calor.

También debemos llevar ropa pensada para este tipo de actividad, que ofrezca buena transpirabilidad y que sea resistente a la abrasión, por si hay alguna caída.

PUBLICIDAD Content_3

En cuanto a los pantalones, a nosotros nos encantan los convertibles que, en caso de tener mucho calor o cuando paramos a comer, nos permiten desmontar los bajos transformándolos en un pantalón corto.

PUBLICIDAD Mobile_Pos5

Y aunque parezca una prenda de menor importancia, no nos la juguemos con unos calcetines nuevos. Lo mejor es llevar unos viejos conocidos que ya sepamos que son cómodos y que nos ofrezcan algo de amortiguación en la planta del pie. También preferimos que sean más bien altos, siempre ofrecen protección extra.

Lo mismo ocurre con la ropa interior. Debemos ir cómodos y, por supuesto, debe permitir una correcta transpiración.

Buen calzado de montaña

Calcetines trekking Enforma

PUBLICIDAD Content_4

Aunque vayamos muy cómodo con nuestras deportivas del gimnasio, running, o las que sean nuestras favoritas, para caminar por la montaña también es importante proteger los pies de posibles impactos, por ejemplo, con piedras en el camino.

Además, que nuestro calzado cuente con protección contra el agua para mantener los pies secos en caso de que empiece a llover o encontremos charcos también será muy importante. Al igual que la suela, que debe ofrecernos el mejor agarre posible en terrenos deslizantes, algo bastante habitual en la montaña.

Por otro lado, si no estamos acostumbrados a caminar por la montaña, no está de más optar por un calzado de caña alta que nos proteja los tobillos de posibles torceduras.

Protegernos del sol

¡Imprescindible! Siempre, practiquemos el deporte al aire libre que practiquemos. Por eso, no podrá faltar en nuestra mochila un protector solar, gafas de sol y una gorra o gorro que también nos proteja la cabeza del calor extremo.

Siempre bien hidratados y alimentados

Otra cosa que jamás podemos olvidar es llevar agua con nosotros. Aunque podemos llevarla en botella, hay que reconocer que la mochilas con sistema de hidratación (Camelbak) son súper cómodas y prácticas. Si vamos a hacer una ruta larga y necesitamos más capacidad, entonces nos irá mejor un bidón de mayor capacidad para ir rellenando agua siempre que podamos.

Y por supuesto, no olvidemos la comida necesaria. Incluso si es una escapada corta no está de más llevar con nosotros una barrita o frutos secos por si el esfuerzo nos supera.

PUBLICIDAD Mobile_Pos8

Sistema de navegación

Garmin inReach Mini 2
Fotografía: Garmin

Y no uno cualquiera, sino uno que sepamos utilizar. Ya sea un mapa o brújula para los amantes de la aventura a la antigua usanza, el que podamos llevar en nuestro smartphone o reloj deportivo o en dispositivos como el Garmin inReach Mini 2.

Lo importante no es tanto lo moderno que sea, sino que sepamos usarlo porque de nada nos servirá llevarlo si luego no puede ayudarnos a encontrar un camino de vuelta en caso de perdernos.

Por supuesto, si lo llevamos en el móvil debemos tener en cuenta que sea una aplicación que funcione vía GPS y no por cobertura móvil, porque esta puede fallar facilmente.

Otros complementos imprescindibles

Cuanto más ligeros viajemos mejor, eso debemos tenerlo claro, pero aun así hay ciertos utensilios que pueden sernos muy útiles: un pequeño botiquín de primeros auxilios, una navaja multiusos, una luz frontal por si nos pilla la noche, nuestra documentación, una lista de teléfonos de emergencia y sí, el móvil. Si la escapada va a ser algo complicada y larga, también está bien llevar una manta de emergencia.

Y por supuesto, una mochila de senderismo, no la que tengamos en casa de bonito o la de los niños para ir al cole. Nos ofrecerá protección lumbar, podremos llevarla bien sujeta para no cargar la espalda más de la cuenta y además permitirá que nuestra espalda transpire evitando acabar con la camiseta empapada en sudor a los 5 minutos.

También incluiríamos en el equipo bastones para andar, nos ayudan en zonas que pueden ser más complicadas y son un alivio para nuestras rodillas.

Extras para rutas de varios días

Dormir de acampada ventilar

Además de los básicos que hemos especificado hasta ahora, si la ruta va a durar varios días indudablemente hará falta cargar con más material.

Por un lado, hay que asegurarse dónde dormir así que, tendremos que llevar la tienda de campaña (a no ser que tengáis la ruta programada de refugio en refugio) y saco de dormir. Que por cierto, si nunca lo habéis probado, echad un vistazo a nuestros consejos para dormir mejor cuando vamos de acampada.

Tampoco puede faltar una toalla de secado rápido que ocupe poco, como las de microfibra, jabón, algunos imperdibles (¡no sabéis lo útiles que pueden llegar a ser!) y unas chanclas para airear los pies al final de la jornada y para ducharos (en el refugio, albergue…).

En caso de viajar completamente por libre y huir de estos centros, entonces también hace falta llevar utensilios de cocina (hornillo, olla y sartén, cubiertos, vasos, platos…).

Una vez tenemos claro todo lo que necesitamos, no está de más hacer una lista e ir tachando las cosas conforme las vamos metiendo en la mochila. ¡Así seguro que no nos dejamos nada!

Te recomendamos

Titan Desert 2022
Etape Spain

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.