¿Es mejor esquiar en familia o con amigos?
PUBLICIDAD Billboard

¿Es mejor esquiar en familia o con amigos?

Llega un momento en el que, por suerte, te toca esquiar en familia. En mi caso ya hace muchos años que dejamos atrás aquellos días de cuña y cuña y un poco más de cuña. Creo que nunca he tenido las piernas más fuertes que entonces, y comprendí lo dura, aunque también gratificante, que es la vida de los profesores de esquí.

PUBLICIDAD Content_1

Aquellos días, cuando podía escaparme con los amigos, aprovechaba hasta el último instante del día para dar rienda suelta al potro que todos llevamos dentro. Días de adrenalina, velocidad, gas y un poco de locura. Días gratificantes, sin duda.

Pero ¿cuáles lo son más? ¿Qué te gusta más? Es muy posible que si eres un esquiador un poco «vicioso», como lo somos casi todos, pienses que no hay nada mejor que la velocidad, los giros buscando sensaciones y el sacar rendimiento al material. Sin embargo, si ya hace algún tiempo que pasaste los 30, tus hijos han evolucionado en el esquí y siguen haciéndote tan poco caso como cuando eran pequeños, es muy posible que valores lo bonito que es pasar días de esquí compartiéndolo con la familia.

Una temporada más. Las fotos en la nieve van engordando el álbum familiar.

 

Las bajadas que antes eran imposibles ahora son fáciles y divertidas.

Familia y amigos.

Afortunadamente, a lo largo de la temporada tengo tiempo para esquiar con la familia y también para esquiar con los amigos. Pero pocas veces se pueden unir las dos cosas, y este último fin de semana fue así. Pude esquiar con mi amigo Sergio, con el que compartí principios de esquí, también de vida, y su familia. Familia y amigos.

PUBLICIDAD Content_2

Afortunadamente no podemos repetir aquellas bajadas a tumba abierta que hacíamos cuando empezábamos. Bajábamos las pistas, daba igual el color, con una técnica primitiva al máximo y tirando únicamente de físico y, digamos, de testosterona. ¡Qué tiempos! Entonces sí que hubieran tenido que ser obligatorios los cascos. Y también los frenos.

 

Los hijos de los amigos crecen hasta dejarnos pequeños.

 

Los súper selfis no existían cuando estos niños nacieron. 🙂

 

PUBLICIDAD Content_3

La estación genial.

Es cierto que en estos fines de semana de carnaval hay gente en Grandvalira, pero si te sabes mover un poco siempre encuentras la pista ideal. Hay dos filas un poco más largas en Soldeu-El Tarter, pero, aunque íbamos todos en grupo la espera no superaba los 6 o 7 minutos. La nieve estaba primavera: dura a primera hora y blanda a partir de la una del mediodía, pero deliciosa desde las 10 de la mañana. Además, no alargábamos la jornada porque había planes que hacer después de esquiar. La vida en Andorra puede dar para mucho.

PUBLICIDAD Mobile_Pos5
Quizás lo peor de todo es esperar más tiempo del habitual en las paradas… Pero bueno, paciencia…

Cada vez más presumidos.

Nacidos de unos padres presumidos, los niños no se conforman con cualquier foto. En esta época de redes sociales, teléfonos con cámaras espectaculares, Instagram y decenas de canales por los que comunicarte, las fotos alcanzan una dimensión mucho mayor que en nuestra época, en la que tenías una foto por temporada o incluso ninguna. ¡Qué digo nuestra época! ¡Nuestra época es ahora!

 

¿A cuál de las dos le gustan más las fotos?

 

PUBLICIDAD Content_4
Vale la pena parar 10 minutos para tener recuerdos como este.

 

Me acuerdo cuando empezaron a subir aquí. Era una aventura que nos llevaba toda la mañana para llegar y toda la tarde para bajar, pero siempre valía la pena.

 

¿Una más? Todas las fotos son pocas.

 

Es más difícil tomar fotos de acción que posados, se intenta, pero no siempre sale…

 

Mejorando día a día…

 

Sus ídolos son los corredores del KL: Adarraga, Juanki, Farrell… Pronto los volveremos a ver en Grandvalira.

 

PUBLICIDAD Mobile_Pos8
Los niños volvieron dar alegría al esquí de mi esquiadora preferida…

 

Los pepinos de la temporada… Te dan muchas satisfacciones con los amigos y los puedes llevar con la familia. Polivalencia máxima para los X9.

 

Los hijos de los amigos también crecen. Es una satisfacción verlos evolucionar en la nieve.

 

Aunque ahora tiene menos kilómetros de esquí en sus piernas es muy posible que pronto nos deje atrás. Hay edades en las que el físico lo puede todo.

 

Alegría cuando compartimos tiempo juntos. Da igual en qué situación sea, siempre es bueno.

 

Foto especial de recuerdo. Volveremos a esquiar pronto juntos.

 

¿Es mejor esquiar con la familia o con los amigos?

Cada cosa tiene su encanto. La adrenalina se quema mejor de momento, que todo llegará, con los amigos, pero la satisfacción de esquiar con la familia no tiene igual. Hay veces en las que puedes tener la suerte de hacer las dos cosas a la vez. Me quedo con esta opción: familia y amigos. Siempre te puedes hacer dos bajaditas a ritmo con tu compañero de aventuras para quemar un poco las suelas y que la testosterona y la adrenalina fluyan por nuestras venas. 😉

¿Qué prefieres tú?

 

 

 

Te recomendamos

Titan Desert 2022
Etape Spain

14 comentarios en «¿Es mejor esquiar en familia o con amigos?»

  1. Hay tiempo para cada una y las dos ha de saberse disfrutar al máximo.
    Y con los peques mucho cuidado que el día que uno se despiste ya no hay quien los siga!

    Responder
  2. He tenido una amiga-compañera genial de esquí prácticamente toda la vida.
    Hace 15 años tuvimos un pequeño esquiador que, tras el obligado periodo de hacer cuña (casita), avión, moto … con las consecuentes agujetas donde no sabías que podían aparecer (Ole por los monitores!!) se ha convertido en un esquiador como yo, con lo que ahora disfrutamos en familia como nunca. A mamá la tenemos que esperar un poquito y dentro de nada, el joven ya no nos esperará. Es la vida … pero hay quue aprovecharla al máximo

    Responder
    • ¡Enhorabuena! Yo creo que es lo más grande del esquí. Y mira que lo disfruto cuando estoy solo, con amigos, haciendo algún curso de algo… Pero nada como ver crecer a los tuyos. Creo que me queda un poco más que a ti para que me adelanten y me tengan que esperar, de momento disfruto mirando para atrás, pero estaré muy orgulloso cuando tenga que mirar como se alejan.

      Muchas gracias por contarnos tu experiencia.

      Responder
  3. Esquiar en familia es muy bonito… y el día en que ellos esquían muuuuucho mejor que tú y seguirles se convierte en una aventura peligrosa, ese día es el mas grande de la vida de un esquiador…. (por lo menos para mi)

    Responder
    • Eso creo yo. De momento no me adelantan, pero cada vez el momento está más cerca. Y, sí, aunque mi orgullo de esquiador se duela un poquito, sé que será un día grande para mí.

      Responder
  4. Yo voy con amigos, nosotros empezamos por nuestra cuenta. Me queda mucho para tener familia (espero). Pero sí que veo a la gente disfrutar mucho con los chavales.

    Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.