¡Ya esquiamos!
PUBLICIDAD Noticias Mega 1

¡Ya esquiamos!

¡Ya esquiamos queridos amigos! ¡La temporada está en marcha! Ya hace unos días que se puede esquiar en la Península, pero por fin hemos podido esquiar nosotros. ¿En qué condiciones? Pues en unas condiciones razonablemente buenas teniendo en cuenta lo que ha nevado y el momento en el que estamos. Posiblemente regulares si eres un poco tiquismiquis. Malas si eres un esquiador de pista perfecta y todo a favor, y EXCELENTES si tienes ganas de esquiar y de pasar un buen rato con muy buena compañía.

Esa llamada que estás esperando

Locura. De locura fue la semana pasada, mirando las webs, viendo lo que publica todo el mundo. Nieve, más nieve. Ganas, más ganas. Miércoles y no puedes pensar en otra cosa. Jueves y se te sale el corazón del pecho. Viernes y … no llevas las ruedas de invierno. Prohibido circular en Andorra sin cadenas o ruedas de nieve. Y llamas. No te cogen. Llamas. No te cogen. Te llaman: son ellos. Tragas saliva. «Sí, te espero, te las cambio. Tranquilo».

NUNCA compro cosas por Internet que me tiene que hacer/montar/revisar un buen profesional. Un profesional que me coja a las 8 de la tarde de un viernes de una semana de nieve y me cambie las ruedas del coche. El material es una cosa, el trabajo de un profesional es otra. Gracias. Me has dado un fin de semana ESPECTACULAR.

Llegamos con nieve en la carretera. Imposible sin ruedas de invierno o cadenas. Aún así con alguna dificultad. Cómo me gustan las ruedas de nieve.

Y la otra llamada: Soto se apunta. ¡Vamos!

Estos amigos nos estaban esperando.
.
Dispuestos a subir todo lo que pudiéramos en coche… las cosas se iban poniendo feas… Despacito y buena letra. Llegamos sin problemas.
.

Frío, viento, nieve y Elton

Nos llevamos la sorpresa de encontrarnos con Elton, de No Working on Powder Days, la marca molona de Andorra, amigo y entusiasta de la nieve, si alguien no se lo podía perder era él… Pero, además, es un tipo que tiene un olfato especial para saber dónde y cuándo hay que estar en temas de nieve, supongo que la mayoría lo seguís en las redes sociales. Por donde él dijo subimos, él fue delante, nos llevaba 20 minutos de adelanto. Un mundo cuando de catar nieve nueva se trata.

Nada mal

Solo el contacto con la nieve bajo nuestros esquís ya nos da la satisfacción que necesitamos para justificar el madrugón y poder disfrutar de las rachas de viento que azotan nuestra cara… Pero dura poco, lo justo para ganar unos metros de desnivel y ver cómo el día está cambiando… ¡Ojo!

Cuidado que se pone un día maravilloso. Ojo que viene, cuidado que sale, antes de empezar a sudar ya estamos con sol. En ese momento bajan dos esquiadores gritando como locos. ¡Están esquiando! ¡Cómo esquían! No sé quiénes eran, pero esquiaban de fábula, uno esquí alpino y otro telemark. ¡Madre mía! Inconscientemente acelero el paso. Esos nos llevaban más de una hora de adelanto y han petado la bajada con una nieve espectacular. ¡Vamos!

Vemos cómo hay gente subiendo el Port del Rat… La gente tiene más ganas de lo que parece. Pero de lejos tiene una pinta brutal. Recuerdo la única vez que lo he bajado, también con la compañía de Soto. No me veo, no estoy preparado, ¿y si se me ha olvidado esquiar? ¿Cómo se te va a olvidar? Me estoy poniendo nervioso. Vamos un poco más, no tengo prisa, pero sin querer aprieto un poco.

El Port del Rat, bajada para recordar de la temporada pasada, a punto de ser desvirgado.
.

Solo en un momento de la subida muy puntual tenemos que quitarnos los esquís, unos metros. Lo demás está muy bien. Mucho mejor de lo esperado, y eso que el viento ha hecho daño, se ve a simple vista. Pero hemos subido de lujo.

El sol lo cambia todo.

El viento iba y venía, e hizo de momentos puntuales instantes preciosos. ¿Quién lo quiere siempre a favor? Alguna vez tendrá que ir en contra, y sabremos adaptarnos y disfrutarlo también.
La imagen es buena, pero lo mejor de ir con Elton es la alegría que transmite siempre. Un lujo.

Igual que Soto, este año se estrena como profesor de esquí, una suerte para sus alumnos poder disfrutar de una persona con tanto entusiasmo y amor por el esquí. Si consigue transmitir un 10% de lo que tiene habrá muchos nuevos y buenos esquiadores.

Me gusta subir, no se me da mal pese a tener que mejorar la técnica de las conversiones y aprender a ser un poco más paciente. El equipo y mi peso me ayudan, no hay duda, pero el haberme cuidado un poco en verano también. Llegamos a un mes en el que la recompensa del trabajo bien, o el castigo del trabajo mal, hecho se paga. Esquiamos mejor si nos cuidamos. Espero que la sensación se alargue durante toda la temporada, porque quiero seguir evolucionando en el esquí de montaña. Me arrepiento de haber empezado tan tarde, pero todavía queda mucho por delante, por aprender y por disfrutar.

Arriba

Llegamos y nos encontramos con bastantes esquiadores, mucho más de los esperados. ¡La gente tiene ganas! Muchas caras de felicidad, saludos, gente a la que no conozco con la que hablamos amistosamente, gente conocida, amigos de amigos… Todos felices. Hay que ver la cara de algunos, incluso extranjeros que se ponen a hablar sin parar como si les hubiera tocado la lotería. ¡Qué alegría para todos! Y el sol dando luz a una mañana que ya es gloriosa antes de bajar.

En el Refugio de Les Portelles, donde tantas veces tomamos algo en la temporada de remontes. Una preciosa meta para un primer día de temporada.
Contento de compartir momentos alegres. Un placer saludar a Albert.
.

Y la bajada.

El momento de empezar a bajar después de una subida con esquís de montaña nunca es el del mejor giro de tu vida… Máximo cuando llevas 6 meses sin esquiar y cuando la nieve está bastante irregular. Pero hay momentos en los que la técnica no es lo más importante, la sensación sí. El deslizar esos primeros metros esperando la confirmación de que sí, de que sí que te acuerdas de esquiar, no tiene precio. ¡Sí que me acuerdo! Y lo suficiente como para darme cuenta de que no tengo que retrasarme, que la nieve y la pendiente son mis amigas.

Pero me cuesta unos giros, justo hasta que llegamos a donde la nieve se ve de otra manera, por cantidad, por calidad y porque queda alguna traza sin pisar… ¡Gracias Dios mío! GRA-CI-AS. Estoy esquiando. ¡Ya esquiamos! Por si no me lo creo lo veo en la cara de mis amigos. ¡Se está gozando!

Es tan corto el amor y tan largo el olvido

No. Al revés. Es tan larga la subida y tan corta la bajada. Tan largo el verano y tan corto el reencuentro. Tan corta la emoción y tan larga la semana. No sé cómo decirlo. ¡Tengo tantas ganas! Menos mal que os lo puedo contar a vosotros. Muchas gracias por dejarme hacerlo, sois mi mejor terapia. Os deseo a todos la mejor de las temporadas. Vamos a disfrutarla, la acabamos de empezar y esperemos que sea muy larga y con nieve abundante en todas las estaciones.

Alegría compartida vale por dos.

Me gustaría que la camaradería y el compañerismo del que ayer disfrutamos todos los que estábamos allí se trasladara a todas las estaciones y a cada uno de nosotros. El respeto a los demás esquiadores y a la montaña como una parte del disfrute de nuestro deporte. Si no hay respeto no se puede disfrutar, que el que baja a tu lado o te acompaña en la fila disfrute igual que tú. El mundo mejor del que todos hablamos, empieza en cada uno de nosotros. Ayer bajé maravillado al ver la ilusión que teníamos todos, trasladémosla a los demás. ¡A disfrutar!

Te recomendamos

Titan Desert 2022
Etape Spain

10 comentarios en «¡Ya esquiamos!»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PUBLICIDAD Noticias Mega 4
PUBLICIDAD Noticias 1x1