Estación de esquí de Zermatt: El magnetismo del Matterhorn